Domingo, 23 de Enero 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Enrique Alfaro, ¿presidenciable?

Por: Jorge O. Navarro

Enrique Alfaro, ¿presidenciable?

Enrique Alfaro, ¿presidenciable?

La pregunta se ha planteado en numerosas ocasiones, y la reflexión sobre el tema es tan válida hoy como hace un par de años.

Aunque la aparición de la variante Ómicron de COVID-19 es más noticiosa, y aunque los habitantes de la ciudad están más atentos a la aprobación de un aumento en las tarifas del SIAPA y la proximidad de las fiestas navideñas, un acontecimiento del fin de semana puede sentenciar definitivamente si el gobernador Enrique Alfaro Ramírez puede seguir o no, levantando castillos en el aire sobre sus aspiraciones presidenciales.

¿Qué fue lo que ocurrió? Legisladores de diferentes partidos políticos, activistas y ciudadanos reconocidos, presentaron el Frente Cívico Nacional.

Se trata del más reciente esfuerzo por consolidar una oposición con posibilidades mínimas de enfrentar a la Cuarta Transformación en la próxima elección presidencial de junio 2024.

Y aquí es donde se dibuja el gobernador de Jalisco.

¿Puede Enrique Alfaro ser el candidato de la oposición? Hablando estrictamente desde la teoría, sí. Sí puede. Pero hay muchos obstáculos por vencer en un largo camino que conducirá a la lucha contra el proyecto lopezobradorista.

Por partes.

El primer obstáculo es el mismo gobernador. Lo cierto es que nadie puede salir indemne del ejercicio del poder. Las decisiones del gobernante siempre tendrán a unos satisfechos y a otros inconformes; de esta elemental realidad es que se deriva el “desgaste”. El mandatario jalisciense es particularmente aguerrido; en no pocas ocasiones regaña, antes que manifestarse.

Nacionalmente ha cosechado un sólido reconocimiento; en otras palabras, es un gobernante identificable, sobre todo por sus decisiones directas, por sus aspavientos y porque siempre que tiene oportunidad, establece diferencias con el Presidente Andrés Manuel López Obrador. Aunque reconocido nacionalmente, se está desgastando con mucha rapidez en su medio local.

Otro asunto a resolver es que Movimiento Ciudadano, el partido que lo llevó a la gubernatura y que ha alternado a Clemente Castañeda (su gran aliado) y a Dante Delgado (aliado a conveniencia) en la dirigencia nacional, decidió que no hará alianzas políticas. Va en soledad. No quiere acuerdos con PAN, PRI y PRD. Alfaro mismo ha reprobado la alianza de estos tres partidos políticos tradicionales… pero eso sucedió en las elecciones intermedias de 2021.

La cuestión es si MC podría ser un cuarto aliado del bloque opositor. E incluso, si podría postular a su máxima figura política (por ahora), Enrique Alfaro, para ser apoyado por las militancias de los otros partidos políticos.

Parece una misión imposible, pero ¿qué tienen PAN, PRI y PRD para competir? A partir de esta corta pregunta, la situación no pinta tan difícil.

Pero antes de llegar a esa incierta etapa, debe haber un acuerdo claro con Dante Delgado, el fundador de MC, porque ha alentado la versión de que invitarán a Ricardo Monreal Ávila como candidato presidencial debido a pobre competitividad frente a Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard.

Alguna vez, el gobernador Alfaro dijo en entrevista a este columnista: “No quiero (ser candidato presidencial), quiero ser entrenador de futbol”. No he podido creerle. Por ahora, tendrá que sacar adelante la Consulta Ciudadana para empujar la revisión del pacto fiscal. Si consigue eso, hasta los impulsores del Frente Cívico Nacional pueden tomárselo más en serio.

Temas

Lee También