Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 22 de Julio 2019
Ideas |

El reto Huachicol

Por: Jaime Barrera

El reto Huachicol

El reto Huachicol

Las estrategias para combatir las ordeñas clandestinas de los ductos de Pemex han sido un total fracaso en los últimos dos sexenios y prueba de ello es el crecimiento exponencial que se de año con año de este saqueo al patrimonio nacional.

Mientras el número de tomas clandestinas registradas en 2006 fue de 213, el año pasado se volvió a superar la cifra récord alcanzada en 2017 de 10 mil 363. Hasta octubre de 2018, los reportes oficiales de Pemex reconocen 12 mil 581 perforaciones ilegales y aún faltan por contabilizar las ocurridas en noviembre y diciembre.

Esta actividad delictiva va, pues, viento en popa ante tanta impunidad y simulación de que se le combate. Las ganancias ilícitas de autoridades corruptas y de las mafias huachicoleras ligadas al narco con las que se coluden se duplican año con año. En 2016 se calcularon en 20 mil millones de pesos, en 2017 subieron a 30 mil millones de pesos y en 2018 llegaron a 60 mil millones de pesos, según estimaciones del nuevo Gobierno federal.

Si partimos de que en 2012 el monto de lo robado fue de 7 mil millones de pesos, queda claro que muchos se han sumado a esta trama de corrupción, ampliando la red de complicidades para distribuir cada día más cantidad de hidrocarburos robados.

Jalisco es uno de los paraísos de las bandas huachicoleras que operan sin freno alguno en diversos municipios incluidos dos del Área Metropolitana, Tlajomulco y Zapotlanejo. Hasta octubre de 2018, iban en el año mil 263 tomas calndestinas que ubican a la Entidad como la número seis en este rubro, con un promedio de 4 perforaciones diarias.

El poder corruptor que les da a los narco-ordeñadores y sus funcionarios y jefes policiales cómplices se ha reflejado en una impunidad casi absoluta. De dos mil detenidos in fraganti en el último año, apenas 100 siguen presos. De los 115 trabajadores de Pemex que se han detenido de 2006 a 2018, sólo 6 han sido sentenciados.

Ante este panorama, es de suma relevancia el plan antihuachicolero que hace justo una semana presentó el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Como se viene haciendo costumbre, AMLO asignó un papel crucial a la milicia, al desplegar 4 mil soldados y marinos para vigilar 6 refinerías, el Centro de Control México y más de un centenar de instalaciones, terminales de almacenamiento y estaciones de rebombeo de Pemex.

La novedad fue que para el Presidente, el grave problema de las ordeñas clandestinas, es sólo “una pantalla”, y que representa sólo el 20 por ciento del saqueo, ya que el resto se roba de las propias instalaciones de Pemex con la complicidad de sus empleados, directivos y funcionarios de alto nivel, tres de los cuales, ya se investigan.

El último y fallido intento de hacer frente a este multimillonario lastre se dio en 2017 con la creación del Grupo de Coordinación contra el Robo de Combustibles que suscribieron funcionarios de la Secretaría de Gobernación, la PGR, la Secretaría de Energía, Pemex, Hacienda, el Ejército, la Marina, y los gobiernos de Puebla, Veracruz, Tamaulipas y Guanajuato.

Ojalá que esta estrategia dé mejores resultados y paré este delito, que además de debilitar a Pemex, es ya todo un abierto desafío de las bandas delincuenciales al Estado mexicano. Veremos.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También

Comentarios