Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 13 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

El país de las fosas clandestinas

Por: Rubén Martín

El país de las fosas clandestinas

El país de las fosas clandestinas

Sabíamos que había miles de fosas clandestinas, sabíamos que se han encontrado miles de cuerpos, cráneos, osamentas y huesos humanos, pero no sabíamos la dimensión de esta tragedia. Gracias al esfuerzo de un equipo de periodistas encabezados por Alejandra Guillén, Mago Torres y Marcela Turati, ahora sabemos que una de las caras más horrendas de la guerra, la desaparición de personas y su enterramiento clandestino, es una catástrofe más grande y profunda que la que admiten las autoridades y la sociedad mexicana.

El equipo que acaba de dar a conocer el sitio A dónde van los desaparecidos, publicó su primer reportaje “El país de las dos mil fosas”, donde nos precisan que entre diciembre de 2006 y diciembre de 2016, las procuradurías y fiscalías estatales, así como la Procuraduría General de la República admiten haber encontrado, al menos, mil 978 entierros clandestinos en 24 estados, de los cuales se han extraído dos mil 884 cuerpos, 324 cráneos, 217 osamentas, 799 restos óseos y miles de restos y fragmentos de huesos, que sumaría un número aproximado de cuatro mil personas enterradas clandestinamente.

Se reportan las fosas encontradas, pero hay un número mayor de fosas que o no han sido descubiertas o no han sido consignadas por las autoridades

Pero como bien lo advierten Alejandra Guillén, Mago Torres y Marcela Turati, el número de fosas y de cuerpos que han sido tratados de desaparecer clandestinamente, es sin duda mucho más grande que las cifras dadas a conocer en esta investigación. Lo es porque la base de datos se conforma con las respuestas a solicitudes de información que dieron 24 fiscalías estatales, en tanto que ocho no respondieron.

Además hay que considerar que se reportan las fosas encontradas, pero hay un número mayor de fosas que o no han sido descubiertas o no han sido consignadas por las autoridades. A esto se añade que la guerra en México sigue, lo que quiere decir que en este mismo momento alguien en alguna parte del país está cavando la fosa clandestina en la que se intenta enterrar a una persona desaparecida y asesinada.

El trabajo del equipo A dónde van los desaparecidos es de una enorme importancia para entender dónde estamos parados en para resolver el desafío de las desapariciones en México, lo que implica una suma de retos.

Por un lado, el reto de detener las desapariciones en el presente, lo que implica detener o contener la guerra; el reto de encontrar todas las fosas o centros de exterminio que se han cavado en el país; el reto de encontrar, desenterrar e identificar los cuerpos encontrados; e implica encontrar con vida a los desaparecidos.

Uno de los aspectos recientes que han descubierto las familias organizadas que tienen desaparecidos es que de poco ha servido su titánico esfuerzo de buscar, encontrar y desenterrar fosas, pues una vez que las autoridades tienen esos cuerpos, no son capaces de identificarlos. Si algo dejó el caso de los tráileres errantes en Jalisco es que evidenció una crisis forense nacional.

Las mismas autoridades admiten que hay 37 mil desaparecidos y la vez, hay en los servicios forenses del país, 34 mil cuerpos sin identificar.

Como se puede ver, los desafíos para la búsqueda de los desaparecidos, son mayúsculos. Trabajos como los de Alejandra Guillén, Mago Torres y Marcela Turati nos ayudan a comprender que estamos parados en una catástrofe, y un país abierto por fosas clandestinas. 
 

Temas

Lee También

Comentarios