Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 21 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

El dilema de la cultura en el proyecto de Andrés Manuel

Por: Alejandra Petersen Castiello

El dilema de la cultura en el proyecto de Andrés Manuel

El dilema de la cultura en el proyecto de Andrés Manuel

Ganó Andrés Manuel López Obrador y con él la propuesta cultural de Alejandra Frausto. Como sabemos, el núcleo de esta propuesta es una redistribución de la cultura, que llegue a todos los rincones del país, que sea alternativa de vida y herramienta de paz para comunidades vulnerables. Según Frausto, es momento de que las políticas culturales bajen del palco desde donde han sido meros espectadores al incremento de la violencia y pongan de su parte. Pero ¿es posible llevar a cabo esta propuesta? ¿Qué aspectos podrían poner en peligro esta reestructuración de la cultura?

La mayor amenaza para el desarrollo de este proyecto está dentro del equipo de MORENA. Existe una gran diferencia entre lo que Alejandra Frausto quiere hacer y lo que Andrés Manuel necesita que suceda, y es justo aquí donde se encuentra el dilema. Mientras la futura secretaria de cultura planea empujar su proyecto fuera del centro y hacia las zonas más marginadas, el presidente electo precisa de la cultura para apuntalarse en el centro.

La razón es que la cultura valida y visibiliza la presencia del poder. En el caso de Andrés Manuel su acción distintiva será la de convertir las sesenta hectáreas de Los Pinos en un centro cultural mientras él permanece en su actual residencia y despacha desde Palacio Nacional. Para su proyecto de país esto representa el quiebre culminante con sus antecesores, la bandera simbólica de la llamada “cuarta transformación”. Nos dice que llegó a poner orden y que en su gobierno se gestará un “cambio desde la raíz”, y la raíz de todo gobierno federal mexicano está en Los Pinos.

En las últimas semanas hemos visto cómo algunas de sus propuestas más radicales, como la amnistía a criminales, se han atenuado a una realidad pragmática. En tanto estas modificaciones continúen y generen incertidumbre, más importante será para Andrés Manuel llevar a cabo estas acciones que parecieran no significar mucho, pero que lo son todo cuando se trata de construir una imagen.

Es evidente que para lograr que la cultura sea alternativa de vida se necesitan más que acciones simbólicas y Frausto deberá empujar para reclamar su proyecto de estos distractores. Al final, los proyectos que Andrés Manuel necesita para afincase podrían absorber tiempo, esfuerzo y capacidad necesarias para lograr que la cultura sea una herramienta al plan de pacificación del país.

Temas

Lee También

Comentarios