Sábado, 04 de Diciembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

El clásico coctel Carajillo y su historia

Bebida a base de café que surgió para dar valor a los soldados. Hoy se ha convertido en una mezcla de postre con digestivo para cerrar una amena comida

Por: Rafael Hernández

El clásico coctel Carajillo y su historia

El clásico coctel Carajillo y su historia

Sin que quede muy claro el origen de este coctel, llamado Carajillo, la historia nos cuenta que surge en Cuba, siendo esta isla colonia española a finales del siglo XIX, y que los soldados acostumbraban, antes de ir a la guerra, a beber una combinación de café con Ron, para tener “corajillo” (coraje) en la batalla.

Lo que es un hecho es que en cualquier caso los españoles son los creadores de esta bebida, ya que también por las mismas fechas en varios documentos (En Cataluña) se describe dicha mezcla, como bebida de consumo rápido para seguir trabajando: “¡Un café que ahora Guillo!” (¡Un café que ahora me voy!”), o sea para tomar fuerzas en el arduo trabajo del campo; esto hizo que tanto en México como en Colombia se hiciera muy famoso posteriormente, aunque su elaboración evolucionó hacia tres partes de café: uno de licor (brandy, ron o aguardiente), más una cucharada de azúcar.

En España siguió por muchos años esta moda, incluso, en regiones como Andalucía y provincias aledañas se preparaba con café, brandy y anís dulce (en lugar de azúcar), también la Compañía Osborne re lanzó una receta antigua que se elaboraba con Brandy, canela, limón, ralladura de naranja, vainilla y jarabe de higo, combinación algo compleja y que no funcionó; también el Carajillo empezó a ser elaborado de una mezcla de café con Orujo a las hiervas (aguardiente de uva macerado con botánicos), que seguramente de ahí se derivó al aparecer en escena del carajillo, las hierbas y botánicos, y así fue que fue cambiando el estilo original, y que claro, cambió también el objetivo de ser un coctel para despertar a las personas y se fueran a trabajar, a un coctel que además de evitar el sueño después de la comida sirviera para poder digerir los alimentos (con las distintas hierbas o botánicos).

En el México de los años 80 para atrás fue perdiendo importancia este coctel, al igual que España; sin embargo, y de forma sorpresiva en los años 90 la marca “Licor 43” (licor dulce con 43 botánicos macerados en su fórmula), inició su gran crecimiento, adueñándose de este coctel, ya que en los centros de consumo se servía el café con leche y se acompañaba con un vasito de Licor 43 al lado (como “chaser”), luego esto derivó a mezclar directamente el café expreso con el licor, y finalmente se le adicionó hielo, más agradable por el clima de nuestro país.

Temas

Lee También