Domingo, 24 de Enero 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

El PAN no pierde su cruz

Por: José M. Murià

El PAN no pierde su cruz

El PAN no pierde su cruz

Al admirado periodista Armando G. Tejeda.

El Partido de Acción Nacional, de memoria triste y también feliz, nació en 1939 junto con el triunfo del “Movimiento” franquista en España y, en buena medida alentado e inspirado por éste. El propio nombre, “Acción Nacional”, está tomado de una organización ultraderechista que campeaba victoriosa en la península Ibérica contribuyendo a la cacería de “rojos” para refundirlos en sus cárceles, si es que no eran pasados por las armas con juicio previo o sin él.

En México, el PAN no era tan agresivo porque los violentos ya habían fracasado “con hórrido estruendo”, pero sí se preocuparon por enfrentar a lo que sus teóricos llamaron “marea roja” de Cárdenas, a quien le quedaban todavía dos años como presidente de la República.

Su campo fue la lucha política, aunque tardó hasta 1995 en conseguir una posición como el gobierno de Jalisco.

Vale recordar también que, durante ese lapso, grupos muy conservadores se fueron arrinconando y agrupando como sinarquistas fuera del PAN, en tanto que daban señales de vida en éste no pocos militantes de admirable espíritu democrático, preocupados legítimamente incluso por el desarrollo de las clases populares.

Algunos, de muy viejo cuño, como Efraín González Luna, otros más jóvenes como su hijo González Morfín y el mismo Alarcón, así como el extraordinario poeta Hugo Gutiérrez Vega o el versátil Nacho Arreola, por citar solamente gente de Jalisco, a la que puede agregársele Francisco Ramírez Acuña. Pero es imprescindible mencionar también, a manera de homenaje,  al yucateco Carlos Castillo Peraza. 

Sin embargo, con el tiempo, las instituciones de ultra derecha se fueron por el caño y sus militantes irrumpieron masivamente en el PAN para reforzar a los más conservadores de éste y, a fin de cuentas, el Partido ha vuelto a ser lo que era. 

Podríamos decir que el periplo lo cierra recientemente el importante diputado blanquiazul, Fernando Rodríguez Doval, quien fuera vocero y “cerebro” del candidato perdedor del PAN, Ricardo Anaya, y sigue siendo muy allegado a él.

El sujeto de marras está ya afiliado al movimiento neofranquista español que recibe el nombre de VOX, en el que sobresale por cierto un apellido Abascal que estuvo muy bien imbricado antaño con el fascismo mexicano. 

Han seguido el mismo camino de Rodríguez Doval, magníficos ejemplares del más recalcitrante derechismo hispanoamericano, al parecer alentados y hasta patrocinados por lo que se denomina la Iniciativa de la Casa Blanca para la Prosperidad Hispana, que se opone a quienes se proclaman partidarios de la equidad y la justicia social y, claro, ha trabajado también a favor de Donald Trump y su permanencia en el cargo.

En suma, el distinguido panista mexicano se suma a una organización pletórica de odio y crispación que pretende establecer el neofascismo en nuestros países…

Temas

Lee También