Domingo, 03 de Julio 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

AMLO y salud: el fracaso del modelo inexistente

Por: Diego Petersen

AMLO y salud: el fracaso del modelo inexistente

AMLO y salud: el fracaso del modelo inexistente

Lo suyo lo suyo es la destrucción. Construir se le da poco, o nada. No hay misterio en ello. Para destruir instituciones se requiere tener fuerza política y claridad de qué es lo que no se quiere. López Obrador tiene ambas. Sin embargo, para construir nuevas instituciones es necesario un equipo capaz, mucho orden en la gestión y una visión más técnica que política. El gobierno lopezobradorista no tiene ninguna de las tres: confunde la voluntad con capacidad, el control con el orden y desprecia profundamente la técnica. 

El ejemplo más claro en el fracaso de López Obrador en la construcción de nuevas instituciones es lo que ha sucedido en el sector salud. Terminar con el Seguro Popular fue muy fácil: un decreto y dos discursos sobre corrupción bastaron para acabar con una institución llena de defectos, pero que atendía a todos aquellos que no eran derechohabientes de alguno de los sistemas de protección social del Estado.

El fracaso del Instituto de Salud para el Bienestar quedó oculto en la nube de la pandemia. Pero más allá de la emergencia sanitaria, que sin duda estresó al sistema de salud, el Insabi fue un proyecto abortado. El gobierno no fue capaz en dos años de generar mayor infraestructura ni una institucionalidad mínima que permitiera garantizar el acceso a la salud. Digamos que no tomaron en cuenta que el modelo Dinamarca implicaba algo más que buena voluntad, que se requerían muchos recursos, mucha infraestructura y sobre todo mucha organización y que nada de esto se iba a lograr acabando con la corrupción (suponiendo que lo hubieran hecho) ni repitiendo como mantra que las cosas ya no son como antes. Efectivamente, las cosas ya no son como antes. Hoy los mexicanos gastan una mayor parte de su ingreso en atender sus enfermedades y hay 15 millones más de personas sin acceso a servicios básicos de salud que hace tres años, mientras que el gobierno es incapaz de ejercer el gasto autorizado por el Congreso. Encima, no se les ocurrió mejor idea que sostener la nueva institución en una estructura que no soporta su propio peso, el IMSS, con lo cual ponen en riesgo a todo el sistema.

Al final del sexenio el presidente podrá presumir que destruyó el Seguro Popular pero no que construyó algo no digamos mejor, ni siquiera similar. La salud pública no se resuelve contratando médicos, nacionales o extranjeros. Se necesita mucho más que un bombero para combatir el fuego. La salud requiere políticas específicas y un modelo de atención que funcione y el del gobierno de López Obrador es simplemente inexistente.

diego.petersen@informador.com.mx
 

Temas

Lee También