Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 24 de Mayo 2019
Ideas |

Diario de un snob

Por: El Duque De Tlaquepaque

Diario de un snob

Diario de un snob

*Impresionante y devastador incendio en la Catedral de Notre Dame de París.
*Como un milagro, no sufrieron daños los altares de Nuestra Señora de París y el de la Guadalupana.
*La Catedral de San Patricio en Nueva York o la de Montreal poseen sendos altares de Sta. María de Guadalupe.
*Claudio Jiménez Vizcarra lanzó un bello y pequeño libro sobre el auténtico origen del Tequila.

Pocos sucesos en épocas recientes nos han impresionado tanto como el terrible, extraño y devastador incendio de la CATEDRAL DE NOTRE DAME en París. Una de las más importantes del mundo y el edificio más visitado de todo París, superando a la TOUR EIFFEL. Cuando tuvimos la oportunidad de vivir en la Ciudad Luz, nos gustaba asistir todos los domingos a la misa de 12 en aquella espectacular Iglesia. Oficiada por el Cardenal, la ceremonia revestía de una gran solemnidad y dentro de un lujo que nos remontaba al siglo XIX... Desde la entrada desde la calle con un gran crucifijo bellísimo, los religiosos ataviados con ricas vestiduras en Damasco de seda y todo aquello que hace de una misa católica ¡una experiencia inolvidable! Ah claro y la misa en latín y con la presencia de viejas familias francesas o de turistas. Siempre nos colocábamos al lado del altar dedicado a la Virgen de Guadalupe instalado desde 1949, aparentemente llegó a París a manera de desagravio por aquel escándalo que ANTONIETA RIVAS MERCADO había cometido en dicha Catedral en febrero de 1931. Muy serena y despechada por no haber recibido de JOSÉ VASCONCELOS ninguna esperanza de alguna relación amorosa, se dirige al altar mayor y frente al gran CRISTO CRUCIFICADO se hinca a orar, de su abrigo extrae una pistola y se suicida. El escandalo fue mayúsculo en todo el MUNDO. Pues jamás había sucedido una situación semejante en una gran Catedral como NOTRE DAME. Esta es una de tantas historias que guardaban/guardan los viejísimos muros de esta iglesia terminada de construir hacia el año 1345... Con todo y sus gárgolas y sus monstruos en el más puro estilo medieval, estos no han logrado espantar a sucesos trágicos y, sin duda el de ANTONIETA fue el más conocido. La Coronación de la Virgen de Guadalupe se llevó a cabo en Abril de 1949 ¡hace exactamente 70 años! Y si decimos que aquello fue todo un SUCESO, nos quedamos cortos. Esta gran ceremonia fue promovida por los Arzobispos LUIS MARÍA MARTÍNEZ y JOSE GARIBI RIVERA de la Ciudad de México y Guadalajara, respectivamente desde 1939, pero la tremenda Segunda Guerra Mundial corto de tajo la oportunidad de que la Guadalupana se coronara. La oportunidad llego 10 años después y pocas ceremonias han revestido de un programa tan extraordinario y lucido en los tiempos modernos. Tan solo de FRANCIA asistieron 16 Arzobispos y Obispos, 20 grandes prelados de toda Europa, el Nuncio Apostólico ANGELO RONCALLI quien años después se convertiría en su Santidad Don JUAN XXIII. Por supuesto, todo el Cabildo de Notre Dame. El propio alcalde de París PIERRE DE GAULLE, hermano del que sería años después el Presidente de Francia quien fue recibido por el Arzobispo de Francia, Don EMMANUEL SUHARD y por el Embajador de México, el tapatío Don ALFONSO DEL RÍO y CAÑEDO y sin faltar, por supuesto la “flor y nata” de la antigua sociedad mexicana instalada en ParÍs y que presidian los YTURBE, los AMOR, SUBERVIELLE, LIMANTOUR y el Tout París elegante. Este importante capítulo de la Coronación de la Virgen en su altar es digno de un artículo completo. Para concluir este tema, hemos de decir que se mandó elaborar una suntuosísima corona de oro de 18k recamada con perlas y esmeraldas, según el diseño del Abad de Guadalupe Don FELICIANO CORTÉS y la célebre casa italiana MELLEIRO, especializada en joyas de la mejor calidad para usos religiosos, se ocupó de su fabricación. Me viene a la mente la elegante ceremonia que LOLA TOVAR y VILLAGORDOA de LOAEZA, tapatía de pura cepa, organizó cuando donó un hermoso lienzo de la Guadalupana a la Catedral de MONTREAL en Canadá, también por los años 40’s, actos significativos y que ayudaron a crecer el fervor guadalupano tanto en Francia y toda Europa como en CANADÁ. Ya en épocas más recientes nos tocó en suerte asistir a la ceremonia presidida por el Cardenal de Nueva York para entronizar a la Virgen de GUADALUPE ni más ni menos que justo a la derecha del Altar Mayor de la también imponente Catedral de SAN PATRICIO. Un elegante grupo de señoras entre otras PEPITA CUEVAS de SERRANO, CHEPINA LONGORIA, DORIS BECKMANN, ELENA CORTINA de SÁNCHEZ DÁVALOS, YOLANDA SANTOS, EVA GONDA de GARZA LAGUERA y más se ocuparon de organizar una misa y una serie de ceremonias de lo más bien organizadas y que concluyeron con elegantísima comida (ladies who lunch) en el Club Doubles en el sótano del Hotel Pierre. Este Duque fue el ÚNICO invitado a cubrir las festividades y no solo como periodista sino como AMIGO de las organizadoras. Resulta tan importante la presencia GUADALUPANA en el “mundo mundial” pues es sinónimo de MÉXICO. Los más elegantes apellidos en ESPAÑA poseen en sus casas y palacios al menos una Virgen de GUADALUPE... Como en la Quinta de los TERRY en el PUERTO DE STA. MARÍA... Más que tirar el dinero en tratar de que las ciudades se conviertan en una marca comercial funciona mejor este otro modo de “promoción”. Y bueno, ya siendo un hecho consumado el que los altares de NUESTRA SEÑORA DE PARÍS (cuya medalla se nos extravió y es milagrosísima) y el altar de SANTA MARÍA DE GUADALUPE milagrosamente o no están literalmente INTACTOS no nos queda más que volver a leer a VÍCTOR HUGO con su obra escrita en 1831 y recordar aquel viejo dicho sobre París: “Flutuat nor megitur”... o lo que es lo mismo: “París puede ser batida por las olas... ¡pero jamás hundida!” y por hoy ¡COOORTE!

Estremecedor. La semana que concluyó ayer, Domingo, fue realmente difícil y como prueba fehaciente y un suceso tremendo y misterioso como el incendio de la Catedral Notre Dame en París. Como un milagro, el altar de Nuestra Señora de Guadalupe, que desde 1949 está colocado en el ala izquierda de tan colosal edificio, resultó sin daño alguno. Sin duda uno de los altares más visitados en aquella gran Catedral.

Libro. En consecuencia del terrible incendio de la Catedral de Notre Dame de París, el casi olvidado libro de Víctor Hugo intitulado “Notre Dame de Paris” y escrito en 1831 se volvió un auténtico “best-seller” de la noche a la mañana con sus casi 600 páginas.

Eminente. Y casi una obra de arte la portada del nuevo libro, (más bien una “plaquette”) del autor Claudio Jiménez Vizcarra, eminente abogado y prominente coleccionista y escritor de temas históricos. Este lleva por largo título “Las Ordenanzas para los naturales del Nuevo reino de Galicia”, por Santiago del Riego Oidor de la Real Audiencia de Nueva Galicia, dirigidas a Rey Felipe II y su Consejo de Indias. “Aquí se demuestra la gran mentira que atribuía a Pedro Sánchez de Tagle y al marqués de Altamira como los “autores “ de una bebida llamada Tequila.

Exclusivo. Las grandes Catedrales del mundo poseen un altar de nuestra mexicanísima Virgen de Guadalupe. Aquí vemos el dispuesto en San Patrick Cathedral en Nueva York, a la derecha del Altar Mayor. Aún recuerdo que yo fui el ÚNICO periodista invitado a la ceremonia de entronización de la Guadalupana, presidida por el Cardenal de Nueva York y organizado por un connotado grupo de damas de la mejor sociedad mexicana.

Raíces. Aunque por cuestiones naturales somos totalmente zapopanos, no negamos nuestra fe Guadalupana y por increíble que parezca, nos hemos topado con bellas imágenes de La Virgen de Guadalupe en los sitios más insólitos e inesperados como en este bello corredor/terraza en la elegante Quinta de los Terry en el Puerto de Santa María al lado de Jerez en plena Andalucía, enclave de las mejores familias de España y muchas emparentadas con tapatíos o con mexicanos.

Milagro. ¡Sin duda que los milagros existen! El altar de Nuestra Señora de París resultó intacto después del tremendo incendio que la semana pasada se desató sobre la célebre Catedral de Notre Dame en París, uno de los templos católicos más importantes y visitados del mundo.

Temas

Comentarios