Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 26 de Mayo 2019
Ideas |

Devolver al pueblo lo robado

Por: Diego Petersen

Devolver al pueblo lo robado

Devolver al pueblo lo robado

El Presidente ha lanzado otra de sus ideas provocadoras, otra más donde muestra su gran capacidad para entender y comunicarse con la gente. La nueva idea es la creación de un Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado (Indepuero o similar, suponemos que se llamará) a través del cual le regresará a la gente lo que se incaute al crimen o lo que se recupere de bienes obtenidos por corrupción. El dinero, dice, se invertirá en escuelas, unidades deportivas, ambulancias, etcétera.

Con todo respeto para López Obrador esto es algo muy similar a lo que propuso Calderón, en el que la mitad de lo incautado al crimen organizado se destinaba a reforzar tareas de seguridad y la otra mitad a espacio público. En Guadalajara, por ejemplo, el parque San Jacinto, en lo que eran unos viejos talleres del Ayuntamiento, se hizo con esos recursos. Pero, con todo respeto para Felipe Calderón, la diferencia está en saber hacerlo y saber venderlo: hacer el instituto le permitirá a López Obrador cacarear cada peso que gaste y encima, hacerlo con discrecionalidad legalizada. Podría meterlos al presupuesto, al fondo de capitalización de Pemex, por ejemplo, pero ahí no lucirían nada. Los mil 200 millones con los que dice contar para iniciar este instituto la petrolera más endeudada del mundo se los devora en un mes sin que nadie se dé cuenta. Repartidos por todo el país en pequeñas obras le permitirán reforzar permanentemente su discurso de combate a la corrupción y actualizarlo en beneficios concretos para personas concretas.

El gran problema que tendrá el Presidente, como lo han tenido todos, es tener una ley que les permita incautar bienes y convertirlos en presupuesto público

El gran problema que tendrá el Presidente, como lo han tenido todos, es tener una ley que les permita incautar bienes y convertirlos en presupuesto público. La ley de extinción de dominio, también de la época de Calderón, no termina por ser funcional. Hoy la Unidad de Inteligencia Financiera, al mando de Santiago Nieto, tiene una presencia y un protagonismo que no había tenido nunca, pero todavía no ha empezado a dar resultados. El proceso judicial para determinar el destino de bienes sigue siendo, como todo proceso judicial en este país, lento y tortuoso.

Pero, por poco que sea, el símbolo es, otra vez, potentísimo. La oposición puede alardear y patalear, van a discutir y buscar los negros en el arroz del programa, y entre más se opongan peor les va a ir porque, hoy por hoy, la bandera anticorrupción la trae él. Mientras no se la arrebaten, es decir mientras alguno de sus altos funcionarios no caiga en un escándalo mayor de corrupción, la bandera va a ondear en cada comunidad donde el Instituto para devolverle al Pueblo lo Robado, ponga un peso.

(diego.petersen@informador.com.mx)

Temas

Lee También

Comentarios