Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 20 de Febrero 2019

Ideas

Ideas |

Desfalcos en la Línea 3

Por: Jaime Barrera

jbarrera

jbarrera

Por lo señalado la semana pasada por el delegado estatal para los programas de desarrollo social, Carlos Lomelí Bolaños, la parálisis en las obras de la Línea 3 del Tren Ligero en donde se suspendieron obras desde hace más de dos meses, pudiera terminar a fines de febrero.

Preocupa la confirmación de que los mil millones que se destinaron para la Línea 3 en el presupuesto federal del 2019 sean insuficientes para terminar la obra, y que no se tenga aún la cifra de lo que se necesita.

El Gobierno estatal estima que al menos se requerirían tres mil millones de pesos para echar a andar este nuevo medio de transporte para el Área Metropolitana de Guadalajara que se presupuestó inicialmente en 17 mil millones de pesos, pero que ya casi va en los 30 mil millones de pesos, más lo que se sume hasta su puesta en marcha definitiva.

Como sucede muy frecuentemente en las obras públicas en Jalisco y en todo el país, los favoritismos, los moches y la opacidad en la licitación de los proyectos y su realización, siempre provoca el incumplimiento de los plazos de entrega, y lo más grave, el encarecimiento de las construcciones y los servicios.

En ese sentido, habrá que esperar para ver cuáles son los resultados de la revisión de los contratos y los costos de esta obra en el “arqueo” que aseguró el delegado, se realiza para poder proyectar el presupuesto que hace falta para concluir la obra, que dijo, “es lamentable que esté detenida, pero más lamentable que se haya ido al doble”.

Seguramente se encontrarán desfalcos que ojalá no entren al planteamiento del “punto final” del Presidente Andrés Manuel López Obrador, para perdonar actos pasados de corrupción.

Porque, aunque lo mejor para la ciudadanía es poner en servicio la Línea 3 por la indiscutible trascendencia que tendrá para la movilidad en la ciudad y el impacto positivo para la calidad de vida de sus usuarios, no se puede omitir una profunda auditoría de los procesos de asignación y trabajos de la obra de infraestructura más cara en la historia de Jalisco, y que administró casi en su totalidad el Gobierno federal. Habíamos anotado ya aquí, que no podía ser casualidad que, por ejemplo, la empresa que vendió los neoprenos defectuosos, tenga su domicilio en el Estado de México y esté a nombre de Ana Laura Salinas Peña. Apellidos de los ex presidentes priistas Carlos Salinas y Enrique Peña Nieto.

Lo dicho, la Línea 3 necesita punto final en su construcción para no convertirse en un elefante blanco y ponerse al servicio de los jaliscienses, pero de ninguna manera un punto final que deje en la impunidad evidentes corruptelas.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También

Comentarios