Jueves, 29 de Septiembre 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Desfachatez de los diputados

Por: Rubén Martín

Desfachatez de los diputados

Desfachatez de los diputados

¿Podría la mayoría de los eventuales lectores de esta columna vivir con 109 mil pesos al mes? Seguramente la mayoría respondería que sí, si consideramos que el salario mínimo ronda apenas los cinco mil 160 pesos mensuales.

Pero los diputados del Congreso de Jalisco consideran que 109 mil pesos son insuficientes por lo que ya plantearon aumentar su sueldo, según lo confirmó José María Martínez, coordinador del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), partido que por cierto postula la “austeridad franciscana” en el Gobierno federal.

Irónicamente, para los montos de dinero que cobran cada mes, el diputado José María Martínez señaló que también a los legisladores locales les afecta la inflación. “Se define (dar aumento a los diputados) en función de dos criterios, van diez años que no ha tenido una actualización el salario de los diputados y por el índice inflacionario”, dijo el coordinador de los diputados de Morena. Y él mismo admite que la medida es polémica entre los gobernados. “Es complicado porque finalmente jamás habrá comprensión en alguien que gana por encima del promedio de la población”. El sueldo de un diputado representa el ingreso de 21 personas que apenas ganan un salario mínimo.

En efecto, los altos sueldos de los servidores públicos siempre serán polémicos y más ahora cuando se padece una carestía creciente que afecta la economía de la mayoría de los hogares. Según datos oficiales, la inflación de julio de este año fue 8.15 por ciento más alta que en julio de 2021, lo que convierte a este año en el de más inflación desde diciembre de 2000.

Por eso se anticipa que la mayoría de la población rechace y vea como una desfachatez el interés de los diputados por aumentarse el sueldo. Y más con el historial de prebendas, abusos en el manejo de los dineros y otras anomalías que pesan en el historial de los diputados de Jalisco.

Entre otras cosas, los bonos que en legislaturas pasadas se auto asignaban los legisladores por el final de su periodo de tres años en el Congreso del Estado. Pesan en la mala fama de los diputados locales, anomalías como cargar a costa del Congreso gastos personales como calzado, hasta tampones, pasando por Bubulubus, según descubrió Sonia Serrano mediante solicitudes de información del gasto corriente que los legisladores hacían pagar a cargo del presupuesto público.

Además, de estas anomalías corroboradas periodísticamente, pesan en la mala fama de los diputados versiones de que en ocasiones han puesto en venta su voto para aprobar ciertas leyes que son importantes para algunos gobernadores en turno. Otras versiones hablan del “moche” para los diputados locales, luego de gestionar presupuesto para ciertas obras municipales.

Los diputados de Jalisco ganan en este momento 109 mil 069 pesos al mes, tienen aguinaldos de 180 mil pesos y derecho a contratar de cuatro a siete empleados de confianza con una bolsa de 184 mil 967 pesos al mes. En el pasado, algunos diputados hacían estas contrataciones, pero les rasuraban un porcentaje del sueldo a sus colaboradores de confianza.

Además de estas prebendas en sueldos y prestaciones, el manejo del presupuesto del Congreso de Jalisco no ha estado exento de anomalías e irregularidades más serias, como la asignación de contratos o compras de manera directa con el cobro de una comisión por asignar dichos contratos.

Por si fuera poco, pesa sobre la mala fama de los diputados no sólo que trabajan poco, sino que trabajan mal en las encomiendas que les asigna el sistema liberal de representación: no sirven como contrapeso a los otros Poderes, especialmente al Ejecutivo y no cumplen con su función de fiscalizar y cuidar el uso correcto y limpio del presupuesto público. De hecho, el Observatorio Legislativo del ITESO acaba de dar una calificación desaprobatoria a la actual legislatura estatal.

Por todas estas razones, y por su pésima fama pública, es una desfachatez que los diputados locales intenten aumentarse el sueldo y cargar más el abultado presupuesto de este Poder público que ronda los mil millones de pesos al año.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones