Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 20 de Septiembre 2019
Ideas |

Desapariciones: estado crítico

Por: Rubén Martín

Desapariciones: estado crítico

Desapariciones: estado crítico

La crisis nacional por desaparición de personas y de identificación forense está en su punto más alto en el país. Nunca en la historia de México y de Jalisco se ha desaparecido a tantas personas en tan poco tiempo. Nunca se habían cavado tantas fosas clandestinas y arrojado en ellas cuerpos con total impunidad.

Pero al menos esta crisis que por tanto años ha sido ignorada o minimizada por las autoridades, ya tiene un sujeto político que la denuncia, la exhibe y exige al Estado hacer su tarea. Se trata de las familias organizadas que han constituido cientos de colectivos y que dan cuerpo al Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México (MNDM).

Ayer, en el marco del Día Internacional en contra de la Desaparición Forzada, miles de familias se auto convocaron en al menos 20 ciudades y en tres países de Centroamérica para mostrar de nuevo las fotos de sus hijos y para reclamar al Estado respuestas efectivas.

Por la mañana, representantes del MNDM acudieron a Palacio Nacional para entregar más 104 mil firmas que recabaron en el marco de la campaña #Identificaciónya y para entregar un pronunciamiento con cinco exigencias: que la ley sobre desaparecidos se implemente correctamente; que la búsqueda sea inmediata; que se cree un Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense; que termine la impunidad; y que no se deje a un lado a las familias.

Una comisión del MNDM fue recibida en Palacio Nacional y poco después Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, y Karla Quintana, titular de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) salieron a darles a conocer las siete medidas que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador anunció ayer en la conferencia de prensa mañanera, entre otros la admisión del  Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense y la aceptación de la competencia del Comité de Naciones Unidas contra personas desparecidas.

Como las propias familias han reconocido, hay un nuevo discurso de los gobiernos entrantes. López Obrador ha ofrecido cambios sustanciales en el tratamiento de esta crisis nacional. En Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez prometió a las familias que no delegaría la atención al grave problema de los desaparecidos en el estado. Pero hasta ahora, el cambio de discurso no ha correspondido con la realidad. Al contrario, el fenómeno de las desapariciones crece exponencialmente.

El domingo pasado, Karla Quintana, de la CNB, declaró que se está actualizando el registro de desaparecidos en el país y estima que el total de casos triplique la cifra actual. Ahora se reconocen 40 mil desaparecidos, lo que quiere decir que al final del año probablemente se reconozcan unos ¡120 mil desaparecidos en México! En Jalisco el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad) informó que cada día se reportan 14 desaparecidos, lo que disparó el número de desaparecidos en la entidad a más de 8,800 personas.

Hay un estado crítico de las desapariciones y Jalisco es uno de los territorios más críticos de todo el país. Estos datos muestran contundentemente que las palabras de las autoridades no bastan para detener una de las caras más atroces de la guerra que tenemos en México. En la sociedad se deben tejer alianzas de solidaridad con las familias que luchan en primera línea para buscar a sus desaparecidos. Urge detener esta barbarie.

Temas

Lee También

Comentarios