Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 18 de Agosto 2019
Ideas |

Del discurso xenofóbico al bipolar

Por: Jaime Barrera

Del discurso xenofóbico al bipolar

Del discurso xenofóbico al bipolar

El alcalde republicano de El Paso, Texas, Dee Margo, anunció orgulloso, el lunes pasado, que el presidente Donald Trump acudirá hoy a esa ciudad fronteriza para solidarizarse con los familiares de las víctimas del tiroteo del sábado en el centro comercial Cielo Vista, hasta donde llegó procedente de Dallas, luego de un viaje de nueve horas, el joven Patrick Wood Crusiuis para abrir fuego contra los asistentes provocando la muerte de 22 personas y graves heridas a 24 más.

Como se sabe, este agresor de apenas 19 años había publicado un manifiesto que tituló “La verdad incómoda” en el que planteaba que era necesario tomar acciones para evitar “la invasión hispana” a Estados Unidos.

Entre sus víctimas había ocho mujeres y hombres mexicanos que ni siquiera formaban parte de “la invasión” porque eran de Chihuahua, Coahuila y Zacatecas, y simplemente vacacionaban en el lugar.

Familiares de estas víctimas en México, y de los otros nueve muertos y 36 heridos en las otras balaceras del fin de semana pasado en Dayton, Ohio, y en Chicago, Illinois, atribuyen el alza en estas balaceras, que siempre han existido en el país vecino, al discurso antiinmigrante y xenofóbico que Trump empleó desde la campaña presidencial para llegar a la Casa Blanca, que nunca dejó y que ha aumentado, en su ya en marcha, carrera por la reelección.

No por nada, de mayo de 2018 a la fecha, según análisis de contenido hechos en Estados Unidos, el presidente Trump ha pronunciado en sus discursos y escrito en sus mensajes en las redes sociales dos mil 200 veces la palabra invasión al referirse a los migrantes que entran por la frontera mexicana, en la que insistía que haría un muro, hasta que a principios de junio le resultó su amago de imponer aranceles a México, si no paraba la entrada de migrantes en la frontera con Centroamérica y atendía en la frontera Norte a los que Estados Unidos rechazara.

Por eso, en las ciudades que sufrieron las balaceras del pasado fin de semana, y otras muchas de Estados Unidos donde han registrado algunos de los 243 tiroteos que iban en el año, no le dan credibilidad alguna al discurso de Trump que vino luego de las tragedias de sábado y domingo, cuando dijo que se trataba de crímenes contra la humanidad y llamó a los estadounidenses a condenar el racismo y a quienes pregonan la supremacía blanca por sobre otras comunidades. Ni tampoco a su anuncio de que buscará condenar a muerte a quienes cometan crímenes de odio.

Por lo pronto, hoy miércoles, si es que Trump mantiene su idea de acudir a El Paso, que cuenta con una población predominantemente hispana, sentirá un muy claro repudio de muchas voces que rechazan su presencia, no sólo por su habitual discurso xenofóbico, sino también por su nueva narrativa bipolar.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También

Comentarios