Martes, 19 de Enero 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

¿De Presidente a terrorista?

Por: Daniel Rodríguez

¿De Presidente a terrorista?

¿De Presidente a terrorista?

Nunca nos llegamos a imaginar un escenario así. Con un Washington sitiado y protegido por 15 mil elementos de la Guardia Nacional, la Cámara de Representantes tomó una decisión histórica. Con una votación de 232/187, en la que diez republicanos dieron el sí, al presidente Donald Trump se le encontró culpable de incitar a la insurrección y por segunda ocasión es sometido a juicio político.

Los elementos para imaginarnos que el problema puede crecer y convertirse en un problema de terrorismo domestico, son los actuales elementos probatorios que el FBI tiene respecto a la promoción de la insurrección que fue planeada por semana, a lo que debemos agregar un país dividido que puede provocar, dicen los analistas en seguridad nacional, una verdadera guerra civil.

Al tiempo que Nancy Pelosi, líder de la Cámara de Representantes firmaba el certificado de la propuesta que será enviada al Senado y que calificaba a Trump de “peligroso”, el mandatario enviaba una mensaje de mesura y pidiendo orden, pero nunca haciendo referencia al daño provocado y menos del segundo juicio al que está sometido.

Trump habló de estar dentro de la ley y mantener el orden, cuando hace ocho días incito a marchar al Capitolio y exigir “no dejar que nos quiten el país”. El de hoy, un mensaje hueco y falso, además de innecesario, ya que desde el momento de la refriega y sin pedirle autorización los organismos de seguridad han actuado por su cuenta tratando de mantener el orden. Y para demostrarlo basta ver la carta de los jefes militares del Pentágono donde confirman que aunque Trump tenga la investidura no está más al mando. “Apoyamos y defendemos la Constitución. Cualquier acto que atente contra su proceso es no solo contra nuestras tradiciones, valores y juramentos, es contra de la ley”.

Trump ha hecho historia, no solamente por la comparación que ya hacen de él como un líder terrorista y que puede provocar una guerra civil. Hace historia porque dentro su administración perdió la Cámara de Representantes en el 2018, perdió el Senado en el 2020, perdió la presidencia este mismo año y por primera vez en la historia se convirtió en el primer presidente de Estados Unidos en ser enjuiciado en dos ocasiones.

El futuro de Trump después de dejar el cargo, el próximo día 20, es incierto. De pasar por el Senado y encontrarle culpable de invitación a la insurrección, enfrenta diversos cargos federales, Es factible que busque perdonarse a sí mismo, aunque la medida es discutible y se podría someter al análisis. Lo que sí es un hecho es que además de su carrera política acabada, sin aspiraciones de ser candidato nuevamente a la presidencia como lo pretende para el 2024, su vida empresarial se verá severamente afectada. Sus negocios ya han sido bloqueados por la Asociación de Golfistas Profesionales (PGA), instituciones bancarias como Chase Manhattan Bank, todas las redes sociales y muchas organizaciones que han solicitado su desvinculación de su marca.

El futuro mediato es incierto como lo es Trump. Así como puede perdonarse a sí mismo, mañana puede reventar nuevamente, o puede recapacitar y retirarse en silencio (que parece improbable) y esperar que el Senado tome una decisión y enfrente los cargos; sus seguidores pueden arremeter nuevamente o bien convencerse de que su batalla es una guerra perdida. No hay que ser alarmistas, hay que ser realistas. ¿Usted, qué opina?.

Temas

Lee También