Domingo, 25 de Octubre 2020

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Cómo de veras se pueden lograr los Colomos III: 50 hectáreas nuevas

Por: Juan Palomar

Cómo de veras se pueden lograr los Colomos III: 50 hectáreas nuevas

Cómo de veras se pueden lograr los Colomos III: 50 hectáreas nuevas

Antecedentes. Los manantiales y los terrenos de Los Colomos fueron adquiridos, hacia 1860, por la fábrica textil la Prosperidad Jalisciense o Fábrica de Atemajac. Esa compra era vital para asegurar la buena marcha de ésa y de otra fábrica del mismo propietario: El Batán. El objetivo consistía en asegurar la fuerza motriz del arroyo de Atemajac que era lo que hacía funcionar las dos fábricas.

Hacia 1900 ambas factorías fueron vendidas a los señores franceses barcelonetos, quienes las operaron hasta que, alrededor de 1975 una huelga echeverrista propició que los obreros se quedaran con las fábricas. Los obreros se las vendieron hacia 1980 a unos señores Saba, de México, quienes las destruyeron para fracasados fines especulativos.

Pero el caso es que los señores franceses quieren recuperar sus terrenos, que son aproximadamente 50 hectáreas, más o menos, ubicadas por donde el Gobierno del Estado ha pretendido, sin mayor éxito, instituir Colomos III. Pero la salida para realmente hacer eso con éxito parece ser asequible a corto plazo. Constituiría en lo siguiente:

Destinar una faja de 70 metros de ancha todo a lo largo del perímetro interior del terreno. Sobre esa faja construir una bonita y amplia avenida perimetral y unos veinte o treinta edificios (muy bonitos) de veinte o treinta pisos. Serían unos 1200 departamentos, vendibles en alrededor de 5 millones de pesos. La venta sería como de 6 mil millones, con utilidades como de dos mil quinientos millones. Con esa cantidad se les paga a los señores franceses y queda además un adecuado ribete para arreglar el parque.

Los Colomos actuales tienen como 95 hectáreas de superficie. Con la adquisición y acondicionamiento de los terrenos de los franceses, Los Colomos tendrían algo así como 145 hectáreas, o sea un crecimiento como del 50%. Todo un éxito en términos económicos, ecológicos, urbanos y electorales.

Pero es preciso sacar a este proyecto de los terrenos de la grilla y de las borucas pseudo ecologistas. Construir una calle perimetral en el fondo interior del terreno de uso para las torres y para el público le quitaría presión al nodo de Patria y Acueducto, por lo tanto a la contaminación, y en general al actual conflicto de la zona. Además se generaría una oferta habitacional para una clase media-media. Si las torres están bonitas serían no un perjuicio del parque, sino un atractivo (hay que fijarse cómo es Central Park). Los departamentos volarían.

Todo está en la voluntad y en la lucidez políticas del Gobierno del Estado, y de los Ayuntamientos de Zapopan y Guadalajara (cada uno tiene un pedazo de los actuales Colomos, el grande del lado de Guadalajara y retazos del lado de Zapopan, más las 50 posibles hectáreas nuevas). Sería un hit, no, más bien un jonrón con casa llena, para quienes logren esta proeza. Como siempre, aquí esperamos la respuesta de parte de las autoridades mencionadas, con todo comedimiento.

Temas

Lee También