Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 15 de Agosto 2018

Ideas

Ideas |

"Canto de sirenas"

Por: Carlos Enrigue

"Canto de sirenas"

Hay algunos de los que se dice que han escuchado el canto de las sirenas cuando se ha sido engañado. A su servidor siempre me han parecido, que las sirenas son  personajes muy interesante, aunque debo reconocer que no he gozado jamás del favor de estos seres, que hay que decirlo son sumamente selectivas en a quién eligen para conversar.

Me imagino que hablaran en voz muy baja y aparecerán entre la espuma del oleaje, seduciendo a quienes son elegidos para recibir sus favores. No sé bien como cambiaron en el imaginario del infelizaje de figura ya que antiguamente las describían como una especie de monstruos mitad pájaro mitad mujer y de alguna manera llegaron a la actual descripción de mitad mujer, mitad pez a los que los rapsodas han cantado desde la antigüedad hasta Rigo Tovar en que cuenta amores con una Sirena.

Los escritores clásicos han narrado encuentros entre héroes y sirenas; así se cuenta en las historias de Jasón, el caso de Butes, que se perdió al haber escuchado el canto de estos seres y del que como en la canción de Camelia, después de eso, nunca más se supo nada.

Pero el que creo es el más famoso es el caso de Odiseo ( al que muchos prefieren llamar Ulises, a mi me gusta más Odiseo) en el que Homero nos narra las aventuras de éste en su regreso a su casa en Itaca;  el caso es que sin querer queriendo tenía, según cuenta la Odisea, tenía nuestro héroe una larga temporada vacacional con Circe en su isla.

Hay que acotar que Odiseo es un personaje al que los autores no se ponen de acuerdo respecto de su bondad, así, en ocasiones lo describen como un sujeto audaz e ingenioso y otras veces como un tipo perverso por lo que depende mucho de a quien lea usted como lo tratan. Homero que en general lo trata bien, nos cuenta como, advertido por la diosa de que se encontraría con las sirenas y para no caer en la trampa, pone cera en los oídos de sus remeros para que estos no escuchen y él mismo se ata al mástil de su nave para que no le pase lo que a Butes. La historia es muy hermosa y es de los momentos estelares de esa obra, pero, estamos en una época de incredulidad y siempre es posible una nueva interpretación, basada en el hecho innegable de que no consta que nuestro héroe volviera nunca a querer escucharlas otra vez.

Imagine usted la explicación que tendría que dar Odiseo a doña Penélope respecto a que anduvo haciendo en esa temporada, sería cuando menos difícil explicarlo y la de las sirenas es una gran historia.

Por lo pronto a mi me sigue ilusionando que algún día, las sirenas decidan aparecerse a un servidor y pueda escucharlas, sería inolvidable, aunque pensándolo bien, como hace mucho que no voy al mar si se me aparecen tendrá que ser en la calle Vallarta.

YR

Temas

Lee También

Comentarios