Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 16 de Noviembre 2018
Ideas |

Campo minado

Por: Lourdes Bueno

Campo minado

Campo minado

Este tiempo donde las (pre) campañas están siendo manejadas como ‘la noticia’ han dejado la delicada situación del país en segundo plano y, además, está mostrando un campo peligrosamente minado para la ciudadanía y, desde luego, para la democracia. Desde decisiones rígidas por parte del INE, hasta su evidente laxitud para cuidar la legitimidad del proceso de registro de los pre candidatos independientes a diputados y a la Presidencia de la República.

Y esto lo mostraron, a ocho columnas, los principales diarios del país: “Independientes trafican firmas”. Pero el INE, dormido en sus laureles, fue tomado por sorpresa y, ante lo denunciado, trató de salir al paso exponiendo: “Entre los casos que se investigan hay aspirantes a candidatos a diputados de Nuevo León, Chiapas, Tabasco, Edomex y CDMX”. Pero no tiene información para saber si este fraude se extiende también a las candidaturas a la presidencia de la República. En cambio, el aspirante Pedro Ferriz de Con, que fue quien de manera valiente y oportuna destapó y denunció esta bomba electoral horas antes, expuso que esta ilegalidad toca los tres niveles.

Sin embargo, el consejero Nacif Hernández señaló: “No hemos recibido una queja por tráfico de datos del Registro Federal de Electores (RFE). Lo único es una gran base de datos con los expedientes de las células de apoyo y, a partir de ellas estamos iniciando esta investigación para ver quién es responsable de que ciertos datos personales estén ahí y que son inconsistentes con el procedimiento”. Un galimatías verbal para minimizar este serio fallo, grave descuido del INE.  Pero lo dicho por Ferriz de Con deja expuesto a este instituto electoral cuando señaló:  no sólo hay incongruencias o mal uso de la información, sino “un mercado negro, ilegal” de datos electorales contenidos en credenciales de elector o en la Lista Nominal.

Presionado al extremo, el INE inició una investigación y por fin reconoce que: entre las anomalías detectadas están la usurpación de identidad, la falsificación de documentos, la suplantación de documentos oficiales y la captura ilegal de fotocopias de credenciales de elector. Aunque también han encontrado registros de personas fallecidas.

Este fraude, además, pone a la ciudadanía en peligro de que la delincuencia organizada tenga sus datos, o quizá sean los que meses atrás se detectó tendría Amazon y que pueden estar en manos de cualquiera. Aunque, claro, los consejeros declaran: “si son datos reales, si pertenecen a un corte del Padrón, cuadernillos de elecciones pasadas…no lo sabemos”. Y continuaron: estas fugas podrían “tener origen en fotocopias de credenciales que por programas sociales (¿?) y otros tipos de archivos en los que se recopilan datos de las credenciales de elector. O sea, ¡las copias de la credencial de elector que los ciudadanos dan en instituciones del Estado, o programas sociales, pueden estar siendo usados para cualquier ilícito!
 
Pero el trato que el INE, si es que efectivamente sabía del fraude, está dando a este asunto resulta un mal manejo que pone en duda su eficacia. Mal manejo por cuando este instituto debe hacer acciones para dar credibilidad al proceso electoral que, ya de suyo, levantará olas de ‘sospechocismo’… Pero lo hecho hasta ahora abre muchas preguntas sobre su eficiencia. Y si a eso le agregamos que se ha dejado al país en manos de suplentes por los muchos relevos de secretarías de Estado tenidos, y que fueron hechos con la mira de amarrar las elecciones. Todo resulta un campo minado para las siguientes elecciones.

Temas

Lee También

Comentarios