Sábado, 02 de Marzo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Campaña para las redes sociales

Por: Rubí Bobadilla

Campaña para las redes sociales

Campaña para las redes sociales

En casa, una niña de 14 años dice "si yo tuviera 18 votaría por Samuel porque me caen bien él y Mariana". Por eso que bueno que los niños no votan, se le responde.

Pero, la diferencia no es tanta para llegar al sector de los 18 años, los primeros votantes, el sector de las redes sociales y al que estaba dirigida la campaña de Samuel García. El sector que, en su gran mayoría, desconoce el porqué elegir a un candidato o candidata o no. El que representa 15 millones 219 mil votos de los más de 50 que contempla el INE de la población joven.

Es el sector que ha visto cómo sus padres y madres se quejan de la política, mostrando desinterés de las y los personajes que representan pata ellas y ellos "los malos", "los aburridos", que poco tienen que ofrecer más allá de una beca para seguir estudiando.

Los jóvenes son el sector de las redes sociales, pues de acuerdo con el INEGI, de los 35.3 millones de jóvenes que utilizan internet, 33.9 millones (96.1 %) suelen interactuar en las redes sociales, y más de 19.5 millones cuenta con un teléfono celular.

Y así, se convierte en el que más usa Instagram, Facebook, WhatsApp, también según el INEGI, pero que no sale de TikTok, red social que ha ganado terreno en el entretenimiento, y donde es común ver reels de grupos de jovencitas y jovencitos bailando al sonido de "Ponte nuevo, ponte león. Ponte nuevo, Nuevo León", seguido de frases como "Cuando bajan de la campaña por el que ibas a votar".

La precampaña de Samuel a la presidencia y su campaña a la gubernatura de Nuevo León, se debieron completamente a las redes sociales más allá de sus eventos presenciales. Es decir, estaba enfocada en sus videos con Mariana en su camioneta nueva, sus ocurrencias más allá de contenido informativo o de calidad. Los get ready with me de Mariana, y Mariel como estandarte. Las canciones tontas, pero pegajosas.

Precisamente para eso se había preparado el equipo de Rafael Valenzuela, luego de haber llevado la comunicación del gobierno en Jalisco basado en videos en redes sociales.

La tenían hecha desde los seguidores conseguidos para Samuel y Mariana desde sus sorteos virtuales de teléfonos celulares, pero también y que no se olvide, con la violencia machista de Samuel mientras ambos comían costillas en cuartos separados durante pandemia, y que no se olviden tampoco los "fosfo fosfo" sin un sentido político de fondo más allá de la forma en la que Mariana ignoró a Samuel un día de 2020.

Así de hueca y vacía venía la campaña, pero sin duda había funcionado, los eventos de Samuel, en su mayoría eran orgánicos gracias precisamente a las y los jóvenes seguidores de las redes, tan solo en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara un mar de juventudes esperaba porque Samuel les firmara el libro que presentaba, la mayoría ni lo había leído, si no solo lo habían tomado de la mesa donde se exhibía y regalaba.

No me hace feliz que su candidatura se viniera abajo porque precisamente en la política Samuel no quiso (o no supo) negociar, tenía más que perder ante las investigaciones que se siguen en su contra desde presidencia, así como la investigación por evasión fiscal que pesaba en su haber. Tanto Samuel como Rafael dejaron claro que de redes sociales mucho, pero de estrategia y conocimiento político, poco.

Pero sin duda es un gran momento que nos deja mucho análisis, tanto político como social, en llamado a madres y padres de familia para reforzar el hecho de que la vida no corre en redes sociales, de investigar e informarse antes de votar solo por el que cae bien. Aún tenemos unos meses, porque sí, la elección de 2024 está en manos de las y los jóvenes.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones