Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 12 de Diciembre 2019
Ideas |

Arturo Saldívar corta la única oreja de la tarde

Por: Patricio Fernández Cortina

Arturo Saldívar corta la única oreja de la tarde

Arturo Saldívar corta la única oreja de la tarde

Domingo 1 de diciembre de 2019. Plaza de Toros Nuevo Progreso. Cuarta corrida de la temporada, con una entrada muy por debajo de la media plaza. Los toros de la ganadería de Xajay, propiedad del arquitecto Javier Sordo Madaleno, fueron desiguales en su presentación y en sus condiciones para la lidia. Varios de ellos presentaban un morrillo pronunciado, siendo el tercero y el sexto descastados, y el resto peleó al caballo.

Ernesto Javier “Calita” nació en Naucalpan, Estado de México, hace treinta años, y hace diez tomó la alternativa. Nunca antes había toreado en Guadalajara, y no se sabe si después de la corrida de ayer tendrá ganas de volver. Su primer toro, luego de una tanda de muletazos, se rajó y lo mató en tres intentos. Pero la parte penosa de la tarde ocurrió con la lidia de su segundo toro. Un toro bravo, el mejor de la tarde, de color cárdeno, bragado, calcetero, de nombre “Don Alfonso”, que seguramente “Calita” querrá olvidar para toda la vida. Luego de una extraordinaria vara, de esas que emocionan por su ejecución y la pelea del toro que fue de largo, el diestro lo toreó con pésimas maneras.

“Calita”, el segundo toro, lo hizo ver mal. EL INFORMADOR / A. Camacho

El toro iba de largo y embestía, pero no logró templarlo. No pudo someterlo, ni bajarle la mano con la muleta para favorecer la embestida. No había idea en la cabeza del hombre y el animal lo superó. La gente gritaba toro, toro. Lo peor vino con la espada. Fatal. Una suerte de errores y fallas imperdonables en una plaza de toros. Este fue el orden del desorden: mete y saca dos veces, pinchazo, luego la espada entró tan sólo por debajo de la piel, calada, saliendo la punta a la altura de los costillares. Bronca. Dos avisos, más intentos infructuosos, otro aviso. El torero estaba desesperado. Se fue el toro vivo. Fue triste la imagen del “Calita”, que se escurrió detrás de las tablas con la cabeza mirando la arena. Toro, toro, gritaba la gente. Toro, toro, cómo no olvidarte.

Arturo Saldívar, originario de Teocaltiche, se llevó la tarde cortando la única oreja. Estuvo en torero, desde su modo de andar, de colocarse, de entender al toro y administrar las fuerzas durante la faena. Al primero, un toro muy complicado y mirón, le pudo con dos tandas y mató con gran estocada, saliendo al tercio. La segunda fue la faena de la tarde. Toreó a placer por la derecha. De pronto se obstinaba e insistía por la izquierda, con esa sutil terquedad que tienen los toreros, pero el toro se encargaba de ensañarle que la belleza de los pases brotaría por la derecha. Y así fue. Toreó templando, con cadencia y suavidad, siempre por la derecha. El toro tenía recorrido y embestía a cada toque, emocionando al tendido. Mató con media estocada y recibió la oreja merecidamente.

Arturo Saldívar fue el mejor de la cuarta corrida de la temporada ayer en la Plaza Nuevo Progreso. EL INFORMADOR / A. Camacho

Ginés Marín, el joven torero de Jerez de la Frontera, España, de nuevo se fue de tarde fría en Guadalajara. Sin suerte con sus toros, sin poder hacerles mucho, y ante la desesperación del público, al primero lo mató de media estocada y varios intentos de descabello. Al segundo le pudo hacer menos todavía, le dio unos cuantos muletazos y lo mató después de varios intentos. Pitos y luego el incómodo silencio.

Ayer fue la última corrida de este año. En febrero continuarán las corridas de la feria de aniversario. De aquí a esa fecha, esperemos que aquellos que vociferan durante la faena y la suerte suprema, reconsideren que eso no le ayuda nada al buen gusto de la fiesta brava.
 

Temas

Lee También