Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 25 de Mayo 2018

Ideas

Ideas |

¿Andrés Manuel presidente? ¿Ahora sí?

Por: Jorge O. Navarro

¿Andrés Manuel presidente? ¿Ahora sí?

¿Andrés Manuel presidente? ¿Ahora sí?

La carrera por la presidencia está tomando un cariz inesperado. No son sólo las encuestas y ese permanente estado de puntero que mantiene desde mucho antes de las precampañas. Hay otros tantos indicadores que conducen hacia una convicción que toma fuerza con el paso de los días: Andrés Manuel López Obrador puede ganar la elección y ser presidente.

El señor de Tabasco está saliendo airoso de todas las pruebas hasta el momento. La tendencia mayoritaria lo favorece a pesar de las comparaciones con el venezolano Nicolás Maduro y las pintas de bardas en Caracas que lo mencionaron. Tampoco lo golpeó mayormente la versión de un supuesto apoyo por parte del gobierno ruso de Vladimir Putin; es más, lo tomó con humor y el asunto se convirtió en un chiste viral.

Además, en el proceso se está quedando atrás el candidato oficial José Antonio Meade. Las propuestas que ha lanzado el ex secretario de Hacienda no han pegado. No hacen eco. Su iniciativa de lucha contra la corrupción no tuvo repercusión más allá de ciertos círculos académicos y políticos, donde además no fue positivamente calificada. Entre el pueblo llano, Meade no gana credibilidad, aunque ofreció acabar con la pobreza y hacer del país una potencia.

Cada proceso electoral es atípico y al mismo tiempo, similar a los anteriores. Pero en la primera característica parece que en 2018 un porcentaje mayoritario de los electores no se dejará convencer con promesas… o al menos no con todas las promesas, sino con algunas solamente: las que ofrece López Obrador.

Es cierto que la carrera por la presidencia está muy tierna. No han iniciado siquiera las campañas formales. Faltan los debates en los que se espera mucho del panista Ricardo Anaya Cortés, y falta igualmente que haya más discursos para desacreditarse mutuamente (campañas de contraste, las denominan). Seguramente muchos personajes reutilizarán el discurso del peligro que hay detrás de López Obrador, y seguro también los candidatos independientes Margarita Zavala y Jaime Rodríguez “El Bronco”, harán de la crítica a AMLO una estrategia para ganar atención y posibles votantes.

Y también está pendiente el uso de recursos públicos a favor de la campaña de Meade en diferentes programas sociales, como ya aconteció en las elecciones del Estado de México. El grupo político del Presidente Enrique Peña Nieto no se dejará vencer fácilmente y jugará en el filo de la ilegalidad hasta el último minuto.

Todo es cierto. Pero algo distinto está pasando.

Desde que en agosto de 2017 el ex presidente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, reconoció ante el diario español El País que López Obrador puede ganar la elección y no habrá ningún cataclismo, otras voces se han sumado, primero casi en secreto y ahora abiertamente. Está el caso de Diego Fernández de Cevallos; él admite que AMLO puede ganar la elección, igual que lo dicen muchos otros actores políticos.

En Jalisco, incluso, algunos priistas sostienen —ellos sí, en secreto— que Meade no levantará y que hasta Carlos Salinas de Gortari acepta que López Obrador puede ganar y todavía más, “ser buen presidente”.

¿Será que la tercera es la vencida? ¿López Obrador podrá hacer lo que no consiguió Cuauhtémoc Cárdenas? 

Temas

Lee También

Comentarios