Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 22 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

Anarquía informática

Por: El Informador

Anarquía informática

Anarquía informática

• Esta semana
• Razón y Acción.com.mx opina

Las redes sociales se han convertido en una especie de vertedero sanitario del cual nadie se hace responsable. Son los patios de vecindad a donde se puede arrojar todo tipo de basura, por decir lo menos, con el agravante de que los vecinos, a diferencia de lo que marcaría el sentido común, se pelean por llevarse la basura, y cuanto desperdicio encuentren, al interior de sus viviendas. Admira la total ausencia de honestidad de quienes arman videos y memes que saben son falsos y los envían a todo mundo. Y todo mundo procede con la misma falta de honradez reenviándolos sin siquiera preguntarse acerca de la veracidad de lo que envían ¿cómo es que nos hemos vuelto así?, ¿hemos llegado al grado superior de la torpeza, o de la perversidad?

ATALAYA
Terrorismo, integración y fanatismo

El terrorismo está muy ligado a la emigración de habitantes poco desarrollados, a países del primer mundo y lamentablemente el fenómeno de la migración se ha convertido en el caballo de Troya para fundamentalistas y fanáticos ya sea políticos o religiosos, necesariamente hemos de pensar en el islamismo, mal entendido y manipulado por líderes sin escrúpulos, utilizado para sembrar el terror y la destrucción. La mitad de los inmigrantes que arriban a Europa proviene de países musulmanes y dada su idiosincrasia resulta muy difícil que se integren a la cultura y sociedad que los recibe. En ese caldo de cultivo se gestan los jóvenes ilusos, idealistas y engañados por quienes los manipulan, que serán los bobas suicidas y causantes de los actos de terror que hemos presenciado en las últimas décadas.

Pero no es eso el único modo en que operan los terroristas, porque también acuden los manipuladores del terror, al fanatismo religioso al que son muy proclives los musulmanes, lo que los convierte en presa fácil de grupos subversivos que viven una lucha entre la civilización occidental y el islamismo, que debió desaparecer desde hace muchos siglos, pero que se utiliza con fines perversos e inconfesables por intereses de países y fuerzas oscuras que manipulan desde bambalinas, utilizando grandes cantidades de dinero que les genera la explotación del petróleo, por ejemplo. En el fondo sigue siendo la misma lucha de siempre entre sociedades abiertas y democráticas, que respetan los derechos del ser humano y la sana globalización, y los integrantes de otras sociedades, que rechazan por sistema al que es ajeno a su idiosincrasia y forma de pensar, viéndolo como enemigo peligroso al que hay que eliminar.

Por Sergio López Rivera

REGIONES
La política surge entre los hombres, no es algo connatural, es un resultado más de su vida de relación

La lucha política electoral aunque sea decisiva para el futuro de México, es resultado de la vida social y tan sólo un subproducto de la relación humana. En estos días de campaña electoral, es muy posible que la política en México se sienta como una carga que pesa en la memoria colectiva. Si antes el cambio de Gobierno de cada seis años era esperanza precisamente de cambio y mejora –de superar errores y lastres anteriores–, de un cambio saludable, precisamente para proyectar otros horizontes de progreso, ahora el sentir popular enfrenta la realidad del cambio de Gobierno, con los pies en la tierra y sin grandes expectativas.

Las campañas electorales revelan esta dureza. El llamado a los ciudadanos a unirse a proyectos que enarbola uno u otro partido político, hace más evidente que los principios de los idearios y programas de Gobierno, son menos consistentes que lo necesario porque las necesidades son mayores. Quizá por ello sea que la resistencia ciudadana a aceptar alguna de las propuestas de Gobierno en pugna, se deba a que ya sea tan difícil que las ofertas políticas existentes convenzan.

La política ha dejado de ser confiable. Y no es para menos. El cuestionamiento de las prácticas de Gobierno, acumula fallas del pasado y omisiones del presente en la conducción política del país, a tal grado que los errores políticos pesan demasiado en la memoria colectiva, por lo que posiblemente ahora se hace más difícil no solo la adhesión, sino la aceptación de la política. La política ya es vista como algo definitivamente ajeno, no digamos perjudicial y negativo. Pero por eso, especialmente en esta coyuntura, hay que insistir precisamente en que la política no se deriva de la esencia del hombre.

La “buena” como la “mala” política es un producto más de los muchos procesos en que se entabla la relación humana. Que la política se destaca en estos momentos mucho más, es porque hace (im) posible intervenir en asuntos que nos atañen a todos. Este derecho de “sí” y de “no”, de liberar o cancelar, de vida y muerte, que es político –en un abuso del poder en los asuntos que nos atañen a todos–, confirma que en la historia de México, la política ha sido una poderosa facultad de abrir o cerrar causes, que ya ha restado tanto a la soberanía de los ciudadanos que provoca inmediata desconfianza y rechazo.

De ahí que estos momentos decisivos para el futuro del país, la política necesite recobrar lo mejor –no lo peor– de la vida de relación que nos une y nos hace mexicanos. Es muy importante que las propuestas de cambio hagan notables limitaciones y alcances que tenemos para construir una sociedad más justa y solidaria, equitativa y digna; porque si sólo de la política dependiera la subsistencia de México, sería claro muy claro que estaríamos en frente de una situación desesperada, pues la pura política sería insuficiente para resolver lo que atañe a todos, aun si hubiera la mejor voluntad de las partes en juego.

Por fortuna, todavía hay suficiente cohesión social y potencial ciudadano en México, como para imaginar/realizar el cambio político institucional que es necesario para el bienestar del país en el corto plazo. Esto, sin menoscabo de las libertades de interacción que se siguen generando de la necesidad y de la práctica de seguir solventando el vivir bien, en la polis, y sin lo cual, es muy claro que ya ni la política electoral tendría lugar. Saber que esta lucha sólo puede desarrollarse como una parte de la propia vida de relación que nos mexicaniza y dignifica, es muy importante porque pone en sus justas dimensiones los alcances de la política y de los políticos en esta coyuntura electoral.

Por Margarita Camarena Luhrs

FILOSOFÍA COTIDIANA
Un primer lustro con Francisco

Cómo recuerdo el humorismo irreverente de Facundo Cabral al aludir a los orígenes de nuestros pueblos y su rico mestizaje: “…mientras que los mexicanos descienden de los aztecas y los peruanos de los incas, los argentinos, descienden de los barcos; por ello es el país más europeo de América…” De manera que ahora, a la inversa, aquel 13 de marzo de 2013, un modesto hombre ítalo-argentino, vino de aquel lejano país en el fin del mundo, para hacerse en Roma y el Vaticano, del timón de la nave cuasi-errante, de la Iglesia Católica.

¡Francisco Papa! Y vaya que su nombre fue la primera y sorprendente conjetura. Por su filiación Jesuita, a quien primero se aludió como inspiración o devoción, fue a su ancestro del grupo fundador de la Casa de Loyola: San Francisco Javier. Pero vaya, enorme sorpresa: se proponía seguir los pasos, del humilde y mísero Franciscano.

Y estos cinco, muy valiosos años de su pontificado Franciscano-Jesuítico, se pueden resumir en el fiel seguimiento, de sus dos Grandes Modelos:

•    La humildad y sencillez del Poverello de Asís, y
•    La valentía y disciplina militante, del fundador de la Casa de Loyola...

El sacerdote Antonio Rivero, nos obsequia un detallado resumen, de lo que ha sido la actuación del Papa, en estos cinco años: sus luces y sombras. Su afán inequívoco por transformar a la curia; de manera que “No sea una Iglesia cerrada en sí misma; sino una Iglesia de puertas abiertas para acoger a todos, dialogar con todos y servir a todos”.

Él –Antonio Rivero– se pregunta si “pasará a la historia como el Papa de la Misericordia”; y es ahí donde disiento de su comentario, pues dicho título, ya está ocupado: Si San Juan Pablo, ha sido el Papa de la Misericordia; Francisco es el líder indiscutible, de la hermandad y el apostolado... vivo ejemplo de humilde y buen pastor, como Cristo lo es. Como bien lo decía Santa Catalina de Siena –apenas en aquel siglo XIV, como si fuese hoy– es “el dulce Cristo en la tierra”… Recemos por él, como a cada paso lo implora.

Por Uriel Eduardo Santana Soltero

MERCADOTECNIA
Transparencia

Por su importancia política, se concentra la atención en los candidatos a la Presidencia de la República dejando en segundo término a quienes aspiran a ocupar cargos municipales que por sí mismos constituyen la autoridad con influencia en la vida ciudadana; con vínculos en el Poder Legislativo.

Es precisamente el Poder Legislativo, en sus niveles federal y estatal, que apunta a realizar su función con estricta vigilancia al cumplimiento de funciones en las áreas de Gobierno de manera transparente y con la aplicación de órdenes constitucionales de manera estricta, honesta y de seguridad para la tranquilidad.

Dios nos guarde de la discordia.

sicpm@informador.com.mx

Por Carlos Cortés Vázquez

Temas

Lee También

Comentarios