Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 17 de Julio 2018

Ideas

Ideas |

Algunos libros de 2017

Por: Antonio Ortuño

Algunos libros de 2017

Algunos libros de 2017

Hace justamente una semana se habló en este espacio sobre las controversias que traen consigo los listados de literatura, algunas justificadas y otras, quizá, un poco menos. No obstante, aunque la polémica sigue en pie, y tanto porque me parece un derecho natural para cualquiera que piensa y escribe, el de elegir, como para no faltar a una tradición anual de esta columna, he decidido comentar aquí brevemente algunos de los libros de narrativa mexicana que más me agradaron entre los que leí este año (y limito la selección a la narrativa, ya que es el terreno en que un servidor se mueve con naturalidad: otros, sin duda mejor enterados, se pronunciarán sobre ensayo o poesía o, claro, en contra de la existencia misma de un listado, sobre todo si no salen en ninguno).

Me parece que hay cierto consenso crítico en que Temporada de huracanes (Literatura Random House), de Fernanda Melchor, es quizá la novela más importante entre las publicadas este año en el país por una pluma nacional. Otras novelas muy destacables, para quien esto escribe: La pampa imposible, de David Miklos (Literatura Random House); Fuego 20, de Ana García Bergua (Era); La mujer inexistente, de Jaime Mesa (Alfaguara); Por la noche blanca, de Luis Muñoz Oliveira (Ediciones B); Wild North, de Francisco Laguna Correa (Rayo Press); Perro de ataque, de Darío Zalapa (Ediciones B); Teoría novelada de mí mismo, de Sergio González Rodríguez (Literatura Random House); Algunas margaritas y sus fantasmas, de Paulette Jongitud (Caballo de Troya); Matagatos, de Raúl Anibal Sánchez (Caballo de Troya); Obra negra, de Gilma Luque (Almadía); Ecos, de Atenea Cruz (Tierra Adentro); El monstruo pentápodo, de Liliana Blum (Tusquets).

Este fue un año en el que se publicaron en México varios libros de relatos de enorme calidad, comenzando por Las moradas, de Nicolás Cabral (Periférica); La superficie más honda, de Emiliano Monge (Literatura Random House); La efeba salvaje, de Carlos Velázquez (Sexto Piso) y Tráiganme la cabeza de Quentin Tarantino, de Julián Herbert (Literatura Random House). También destacaron en el género breve Las enemigas, de Claudina Domingo (Sexto Piso), Monólogos de un niño inconforme, de Alfredo Padilla (Abismos), Gente cretina, de Virgina Leyva (Tierra Adentro); ¿Cómo piensan las piedras?, de Brenda Lozano (Alfaguara) y El triunfo de la memoria, de Abril Posas (Paraíso Perdido).

Hay, desde luego, mucho más: novedades que se escaparon de la capacidad de lectura de un servidor, ya sea por exceso de trabajo o por dificultad de conseguir un ejemplar (la distribución es, aún, un tema mayor, sobre todo para las editoriales independientes); reediciones y ediciones conmemorativas, etcétera. Y, por supuesto, esos libros que uno lee y no le provocan entusiasmo. O que, conociendo obras anteriores del autor, renuncia de plano a hojear. Toda perspectiva es personal, y, en ese sentido, arbitraria. Ojalá este pequeño muestrario le sirva al curioso lector como un aliciente para encontrar su propia ruta a través de lo que se publicó este año en el país.

Temas

Lee También

Comentarios