Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 14 de Agosto 2018

Ideas

Ideas |

Alfaro en campaña, un equipo que redime

Por: Jorge O. Navarro

Alfaro en campaña, un equipo que redime

Alfaro en campaña, un equipo que redime

Está por acabar ese nuevo engendro de la norma electoral mexicana que se llama “intercampaña”.  Aunque hemos vivido, literalmente, en campaña electoral desde noviembre del año pasado, será hasta este viernes 30 de marzo que inicien formalmente las campañas por la presidencia y la gubernatura. Después de permanecer en silencio durante varias semanas, el candidato Enrique Alfaro Ramírez reapareció y presentó al equipo de colaboradores que lo acompañarán en una tarea de 90 días, antes de la jornada electoral del 1 de julio.

Hay una gran cantidad de personajes en ese equipo. Muchos de ellos quedarán redimidos por la cercanía con el candidato más favorecido por las encuestas, y conviene revisar someramente quiénes son los más conocidos.

La primera duda era con quién sustituiría Alfaro el brusco rompimiento con Alberto Uribe, quien dejó la coordinación de su campaña. El elegido es Bernardo Fernández Labastida, quien había trabajado como coordinador de Construcción de Comunidad en el Ayuntamiento. La discreción en su desempeño y su escaso protagonismo lo acompañan ahora, aunque haya estado a un lado del candidato en la presentación del equipo.

Hubo varias sorpresas.

Ricardo Gutiérrez Padilla, el segundo titular del Instituto Metropolitano de Planeación, reaparece en el grupo compacto del alfarismo. Reconoció que no podrá competir por la Rectoría de la Universidad de Guadalajara, deseo sorprendente que obligó a su retirada del Imeplan. Es notable, en cualquier caso, su capacidad de recuperación.

César Barba Delgadillo “El Chicho”, ex presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) y convertido en uno de los operadores más cercanos a Raúl Padilla López, es una de las muestras más claras de la estrecha alianza entre Alfaro y el Licenciado. Los tiempos cambian. Es sincrético un equipo político donde pueden convivir los dos últimos personajes mencionados.

Jorge Vizcarra Mayorga, el ex presidente municipal de Tonalá consiguió trascender la línea del tiempo: pasó de una gestión como alcalde en la que fue desaforado, detenido, absuelto y retornó a la gestión de uno de los municipios metropolitanos con mayor deuda y fracaso administrativo; se presentó a elecciones, perdió y a mitad del camino cambió de partido. Su valor debe ser muy alto.

Octavio Pérez Pozos, el que fuera secretario general del Congreso del Estado y señalado en varios casos por su desempeño cuestionable, logró superar la escandalosa detención pública mientras ofrecía rueda de prensa. Cuando ya trabajaba en el Ayuntamiento de Guadalajara, hace unos meses, fue uno de los pocos personajes de la vida política local que consiguió reunir en una fotografía al candidato Alfaro y al gobernador Aristóteles Sandoval. Su capacidad de negociación se traslada a la campaña.

Hay otros tantos casos similares en el equipo, como José Manuel Romo, ex presidente del PAN Guadalajara, quien halló otros ideales, o el mismo regidor Juan Carlos Márquez Rosas, quien pasadas más de dos décadas de militancia panista (y varias elecciones, con sus consecuentes cargos públicos) encontró un proyecto más ad hoc.

Y es mencionable, al menos, la presencia de Nadia Sepúlveda, hija del secretario de Movilidad del Gobierno estatal, Servando Sepúlveda. Se establece que la confrontación no es permanente.

Hay más, pero con esto basta para conocer que se conformó un equipo plural. Es el del candidato puntero.

(jonas@informador.com.mx / @jonaspalestra)

Temas

Lee También

Comentarios