Jueves, 06 de Agosto 2020
Ideas |

AMLO contra el INE y las instituciones

Por: Jorge O. Navarro

AMLO contra el INE y las instituciones

AMLO contra el INE y las instituciones

El Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aprovechó el gran aforo que le da “la mañanera” para arremeter, otra vez, contra el Instituto Nacional Electoral (INE), la institución que garantiza en nuestro país la viabilidad de las elecciones. Anunció que se convertirá en “el guardián” del proceso electoral 2021 para evitar que haya fraude, y aunque dijo recordar que ahí está el INE como organizador, insistió en que como Presidente será vigilante de que se respete el voto de los ciudadanos.

No es la primera vez que el Mandatario toma partido contra el INE y además, inculca en sus simpatizantes una suerte de odio político contra la institución que es el fruto de las luchas ciudadanas que se cristalizaron al final de los años 80 del siglo pasado, justo cuando Carlos Salinas de Gortari llegó a la Presidencia al derrotar a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano en un proceso que históricamente ha sido conocido como el de la “caída del sistema”… precisamente cuando Manuel Bartlett era el secretario de Gobernación y el responsable de organizar las elecciones.

Hoy que Bartlett es uno de los colaboradores de López Obrador y carga permanentemente (y con justicia) con ese estigma antidemocrático, desde la Presidencia se desacredita constantemente al INE y en ese proceso se mina su credibilidad.

Es muy riesgoso.

Es cierto que el Instituto Nacional Electoral no es el santo de la devoción del ciudadano común. En un país con más de 50 millones de personas en situación de pobreza, el INE goza de un presupuesto elevadísimo: más de 16 mil 600 millones de pesos para ejercer sólo este año, cuando no hay elecciones.

Los sueldos de sus funcionarios más encumbrados, y no sólo los de sus 11 consejeros, son superiores a lo que percibe el Presidente de la República. Esa es otra discusión que enciende los ánimos del ciudadano “de a pie”.

Y por si fuera poco, está el dinero que el INE entrega a los partidos políticos: más de cinco mil millones de pesos. Es justo precisar que los consejeros electorales no deciden entregar ese dinero a los institutos políticos, tan desacreditados ante los mexicanos. Es una de sus obligaciones plasmadas en la Constitución Mexicana. 

Y aunque pueda parecer un detalle adicional, también es imprescindible mencionar que entre el Instituto Federal Electoral (IFE) y el actual INE, se ha perdido mucho de la ciudadanización de las elecciones debido a que los partidos políticos, con sus diputados, “manosean” la elección de los consejeros electorales.

Todo eso es cierto… y puede iniciarse un proceso para corregir los vicios que se han provocado. Pero finalmente el INE es el garante de las elecciones: fue justo en una elección organizada por el Instituto que el candidato Andrés Manuel López Obrador se convirtió en ganador y luego Presidente.

El Mandatario de nuestro país obliga a recordar aquel episodio en el que sentenció: “¡al diablo con las instituciones!”. 

Ya antes en Palestra 20 he defendido que el mejor futuro para México está en fortalecer las instituciones. Los defectos que éstas tienen deben ser corregidas con todo rigor. No es debilitándolas como se construirá una “transformación”.

Temas

Lee También