Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 09 de Diciembre 2019
Ideas |

AMLO, Alfaro y el presupuesto

Por: Diego Petersen

AMLO, Alfaro y el presupuesto

AMLO, Alfaro y el presupuesto

Todo salió conforme a lo esperado, es decir, esperábamos que en el presupuesto no saliera ninguno de los proyectos importantes para Jalisco y no salió. Literalmente no salimos en listas, quedamos en el área de rechazados.

Sabíamos que la prioridad del Gobierno de López Obrador estaría en el Sur, y así fue. Nada que no supiéramos. AMLO presentó un presupuesto equilibrado, con un superávit primario de uno por ciento, con grandes recortes en muchas áreas y énfasis en los programas sociales, de salud y los proyectos que puedan detonar el crecimiento en los estados económicamente más atrasados. Ser responsable en materia financiera y al mismo tiempo cambiar las apuestas hacia los menos favorecidos implica necesariamente dejar fuera muchos proyectos y hacer recortes importantes en otras áreas.

Hay dos maneras de ver este presupuesto. La primera es que simplemente López Obrador ha sido congruente con lo que dijo en campaña: no más impuestos, no más deuda, pero por el bien de todos primero los pobres. Podemos estar o no de acuerdo con la política social del Presidente, pero nadie puede llamarse a engaño. La segunda es que hay recortes muy importantes en las áreas estratégicas (aquellas que aportan futro) como Ciencia y Tecnología, Educación y Cultura para aplicarla en lo urgente: salud, bienestar y obras en el Sur.

Enrique Alfaro había apostado por cuatro grandes proyectos de inversión federal para Jalisco y sobre ellos había hecho su lobbying: la terminación del sistema de bombeo en el Purgatorio, el arranque de la Línea 4 del tren ligero, el saneamiento del Río Santiago y el libramiento Sur de Puerto Vallarta. ¿Puede Jalisco vivir sin ellos? Sin duda podemos aguantar más tiempo sin la Línea 4 y sin el libramiento de Puerto Vallarta, no nos vamos a morir mañana porque tengamos que hacer más tiempo de un punto a otro, pero los dos proyectos hidráulicos son ya urgentes: sanear el Río Santiago para recuperar la salud de los pobladores de la ribera del río y el sistema de bombeo del Purgatorio para darle agua a más de un millón de habitantes de la Zona Metropolitana de Guadalajara que no tienen un servicio de agua seguro o simplemente no lo tienen, deben ser prioridad.

Ante lo que se prevé como seis años de lo mismo, el Gobierno de Alfaro se ha planteado contraer deuda para hacer algunos de estos proyectos

Ante lo que se prevé como seis años de lo mismo, el Gobierno de Alfaro se ha planteado contraer deuda para hacer algunos de estos proyectos. No es descabellado, Jalisco tiene un margen bastante amplio para el manejo de su deuda, siempre y cuando se haga con responsabilidad y que los proyectos tengan retorno económico y social. La deuda no es mala per se, es dañina cuando las obras no tienen retorno. Es decir que lo que se invierta genere más capital económico y humano. (Hay que recordar, por ejemplo, que la Línea 2 se construyó sin apoyo de la Federación, con  base en puro crédito del Gobierno, y bueno, 30 años después no hemos acabado de pagarlo).

PS. Por cierto, dónde anda el súper delegado, Carlos Lomelí, el mismo que prometió que la Línea 4 estaría entre las prioridades de López Obrador. Extrañamos su explicación.

(diego.petersen@informador.com.mx)

Temas

Lee También