Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 22 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

50 normas de Morena: de la campaña al Gobierno

Por: El Informador

50 normas de Morena: de la campaña al Gobierno

50 normas de Morena: de la campaña al Gobierno

Por María Elena Morera

Andrés Manuel López Obrador difundió un documento con “50 lineamientos” para instaurar la austeridad y disminuir la corrupción en el país. Se suman a su “Plan de Nación” y a los diversos “Decálogos” que promovió durante su campaña. Desde luego es prioritario cerrar la puerta a la impunidad y abrir la ventana a la justicia. Los “50 lineamientos” deben discutirse, criticarse, fortalecerse, y aterrizarlos en políticas viables y verificables.

El fenómeno de la corrupción debe ser atendido por instituciones que investiguen, denuncien y sancionen, y este proceso de construcción institucional no será sencillo ni rápido. Como bien sabemos, en México la corrupción tiene un carácter estructural. Es fácil involucrarse y es también fácil salir impune. Por lo mismo, es sistemática. Buen ejemplo son los desvíos conocidos como la “estafa maestra”, descomunales por sus montos, repetidos a lo largo de años y en distintas dependencias, y todos ellos impunes. Pero mal, muy mal hará el futuro Gobierno si pervierte este propósito con discrecionalidades políticas o partidistas. En los últimos días, por ejemplo, llama la atención el ataque de Morena al INE con motivo de la sanción que se le impuso por el evidente mal uso de un fideicomiso supuestamente constituido para ayudar a los damnificados de los sismos. De hecho, uno de los lineamientos dice a la letra: “Al margen de la ley nada, y por encima de la ley, nadie”. Si la frase va en serio, habría que ser congruentes…

También se propone que la austeridad se concrete en una reducción de las estructuras gubernamentales y en una compactación salarial. Sin embargo, parece que la medida no ha sido debidamente analizada. Hay muy diversas consideraciones legales, operativas y de eficiencia gubernamental que debieran tomarse en cuenta antes de lanzar una decisión general que, por lo pronto, parece responder únicamente a un desprecio a la función pública. Como en todo, las generalizaciones suelen surgir de los prejuicios, y suelen derivar en injusticias y desequilibrios.

Me detengo en otro buen propósito, que se refiere a un asunto que preocupa y angustia a todos: la seguridad. Es el principal tema que ocupa a Causa en Común, la organización que presido. Se menciona que hay que terminar con el mal uso de los recursos policiales y de investigación. Nadie puede estar en desacuerdo con esto, pero el tema es mucho más complejo. En seguridad, debemos gastar más y mejor, y bien haría el futuro Gobierno en ir diseñando un auténtico proyecto nacional de desarrollo policial que permita al país ir recuperando la paz y la tranquilidad perdidas. Es un tema político, pero también técnico, que debiera aislarse de los lugares comunes, y concretarse en programas, calendarios, responsables y presupuestos. ¿Hay alguien pensando ya en esto?

El liderazgo y las buenas intenciones son fundamentales, pero no suficientes. Esto sólo puede lograrse con una dignificación del servicio público; con la reconstrucción de nuestras instituciones de seguridad y justicia; con un combate auténtico a la corrupción y a la impunidad; y dejando siempre el espacio abierto al diálogo entre todos los actores. Lo importante para el país será que, efectivamente, estos buenos propósitos no se vean adulterados por una agenda partidista. Se ganó para reformar al país, no para servir, desde el Gobierno, a un partido político. Para reformar, es necesario considerar todas las posturas y desde todos los ámbitos. Ojalá desde un inicio se entienda que ya terminó el periodo de campaña, de las confrontaciones y las descalificaciones. Morena ganó, pero Morena no debe ser la agenda. La agenda, hoy, se llama México.

Temas

Lee También

Comentarios