Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 16 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

2018: entre AMLO, Anaya, Meade y los mismos problemas

Por: Jorge O. Navarro

2018: entre AMLO, Anaya, Meade y los mismos problemas

2018: entre AMLO, Anaya, Meade y los mismos problemas

Con el más sincero anhelo: ¡Feliz Año 2018! Es el primer saludo de esta columna y su autor a los amables lectores y al periódico EL INFORMADOR, que inicia el año luego de celebrar una centuria de trabajo, noticias, formación de opinión y un inquebrantable compromiso con Guadalajara, con Jalisco y con México.

La fecha es ideal para hacer pronósticos o cuando menos, aventajar hipótesis de lo que traerán al país los próximos 12 meses. ¿Economía? Son mayoría los especialistas que mencionan signos negativos en el horizonte. ¿Inseguridad? Después de un 2017 con récord en homicidios, es sencillo diagnosticar que la violencia se mantendrá, si no es que sigue en ascenso, porque no basta un simple cambio de fecha para que las dinámicas delincuenciales se modifiquen.

Pero si se me permite, propongo entrar en algunos detalles sobre el otro aspecto dominante que nos arrollará cuando menos hasta que concluya el primer semestre: el proceso electoral, y más en concreto, la elección presidencial.

Las últimas semanas del año anterior ya mostraron lo que viene: propuestas controversiales, ataques personales, retos públicos y confrontaciones que como se esperaba, enfrentan a diferentes sectores de la sociedad.

Para cerrar 2017, el candidato —propongo ahorrarnos la monserga de “precandidaturas” en una competencia interna donde no hay contrincantes— del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, anunció que venía la guerra sucia. Anticipó que con ataques mediáticos, sus rivales del PRI, José Antonio Meade Kuribreña (Pepe Meade, para los priistas) y de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, combatirán su ventaja.

Para quienes hemos visto más de dos elecciones (por cierto, somos minoría, pues los jóvenes decidirán el resultado de la elección presidencial ya que son mayoría en el país), eso no es novedad. La llamada guerra sucia, que en términos técnicos se define como “campaña de contraste”, es obvia. La pregunta es si los señalamientos negativos contra López Obrador son novedosos y descubrirán datos negativos sobre la vida pública o privada del tres veces candidato presidencial.

Andrés Manuel se cura en salud y sus asesores dirán que hace bien. Su base de simpatizantes y votantes potenciales no se va a reducir porque alguien, Anaya o Meade, protagonicen campañas para desacreditarlo. Hasta el momento, el tabasqueño lleva la delantera no sólo en las encuestas, sino también en la agenda de propuestas: en seguridad, en economía social y en política, va delante del priista y el panista.

Pero la batalla real todavía no ha comenzado. Aún no termina el período de precampañas y Ricardo Anaya todavía no ha cruzado su Rubicón particular. La militancia del Partido de la Revolución Democrática (PRD), además de los movimientos internos de protesta en el PAN, le van a dificultar más de lo que esperaba su llegada a la candidatura presidencial.

En cuanto a Meade… algo muy impactante, muy decisivo, deberán hacer en el cuarto de guerra de su campaña. Debe ser algo más eficiente que incorporar al equipo al ex gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, porque el discurso, la imagen y el impacto del ex secretario de Hacienda, no dan ni para ganar una elección estatal.

Año 2018… mucha agitación y los mismos problemas.

Temas

Lee También

Comentarios