Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Junio 2019
Ideas |

“...y parió la abuela”

Por: Jaime García Elías

“...y parió la abuela”

“...y parió la abuela”

Se trata de un refrán, pero perfectamente se le podría inscribir en el género literario del cuento corto (del que uno de Augusto Monterroso ha alcanzado el rango de ejemplo supremo: “Y cuando despertó, el dinosaurio aún estaba ahí”...). Este es más breve todavía (siete palabras apenas): “Ya éramos muchos, y parió la abuela”.

-II-

Viene al caso, primero, por la noticia de la semana: el “acuerdo de Washington”, según el cual México dejará de ser puente -alfombrado, además, por las facilidades que se les dieron al inicio de la actual administración- y se convertirá en barrera o filtro para los migrantes centroamericanos; segundo, por la declaración del subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, de que Estados Unidos remitirá a México 50 mil centroamericanos aspirantes a conseguir el estatus jurídico de refugiados; y tercero, por el compromiso (verbal) del Presidente López Obrador, de dar “un trato humanitario” a los migrantes en su tránsito o estadía en territorio mexicano.

La danza de los números es inevitable: a los 50 mil centroamericanos que enviará a México el gobierno norteamericano, habrá que añadir los que lleguen directamente de Guatemala, Honduras y Nicaragua, que son los principales países centroamericanos expulsores de migrantes. Según la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, de 30 a 40 mil personas de esa procedencia trataban de llegar a Estados Unidos, pasando por México, cada mes; ese promedio (“yo no sé por dónde pasaron”, declaró la funcionaria) aumentó hasta llegar a cien mil en abril… y a más de 144 mil en mayo.

-III-

Jesús, según el evangelio de San Marcos, con cinco panes y dos peces, dio de comer a una multitud. Lo hizo una vez solamente… México tendría que hacer ese milagro diariamente, por tiempo indefinido, para hacer efectiva la aseveración presidencial, de que “donde uno come, deben comer cien, mil, un millón de seres humanos”.

El evangelio no explica cómo hizo Jesús el portento: se limita a consignarlo. López Obrador sí anticipa cómo lo hará él: “Porque no hay corrupción tolerada en el país, y por el plan de austeridad republicana”… O, explicado con palitos y bolitas, mediante la venta del avión presidencial de su antecesor, una vez que las Naciones Unidas lo evaluaron: “Mínimo 130 millones de dólares”… aunque la eficacia del truco (o milagro, como se prefiera) dependerá de que salga, a la brevedad deseable, un cliente dispuesto a pagarlos sin regatear.

Temas

Lee También

Comentarios