Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 20 de Octubre 2018
Ideas |

* Riesgos

Por: Jaime García Elías

* Riesgos

* Riesgos

Por supuesto, si jugar un partido -por amistoso que sea- ante Argentina, implica riesgos para México, jugar dos partidos, con un intervalo de cuatro días, ante el mismo rival -¡y ambos en Argentina, además…!-, implica duplicar los riesgos.

Equivale a un suicidio en grado de tentativa… o punto menos.

*

Puesto que la decisión está tomada, hasta el punto de que las fechas ya han sido decididas (17 y 20 de noviembre) y sólo falta definir las sedes en que se jugarán esos encuentros, hay algunas cuestiones que sería recomendable ponderar…

De entrada, las ciudades. Si una de ellas, al menos, es Buenos Aires, menos mal: indicio de que México, en Argentina, puede funcionar como imán de taquilla: lo que no sucedió, por ejemplo, en los dos partidos del “Tri” en la actual Fecha FIFA, como lo sugiere el hecho de que el de Costa Rica, anoche,  se programó para Monterrey, y el de Chile, el martes, para Querétaro.

Después, los elencos que serán convocados. Si para los de anoche y el martes “Tuca” Ferreti decidió llamar a “otros elementos” -no a los consabidos- que probablemente estarán en el “Tri” en los mundiales de 2022 y 2016, pudiera ser que para enfrentar a un rival de la jerarquía de Argentina se tomen en cuenta criterios diferentes.

*

Independientemente de la crisis por la que atraviesa el futbol argentino -lo demuestran los mediocres papeles desempeñados en los mundiales de Brasil 2014 y Rusia 2018, la frustración de sus aficionados y el tono amargo de las críticas periodísticas-, es obvio que se trata, aun en esas circunstancias, de una de las potencias mundiales del esférico; que Argentina sigue siendo uno de los principales productores y casi seguramente el principal exportador de talentos para el deporte a nivel mundial.

*

Aunque técnicos, futbolistas y comentaristas argentinos saben suscribirse, llegado el caso, a lo “políticamente correcto”, y expresarse respetuosamente de todos sus posibles adversarios, también es obvio que ven al futbol mexicano, por razones históricas, por encima del hombro. No en balde aquí, desde los albores del profesionalismo, ha habido centenares de futbolistas argentinos, en tanto que los futbolistas mexicanos que han jugado en equipos argentinos se cuentan con los dedos de una mano.

Como quiera, nadie va a discutir que se aprende más -cualquiera que sea el resultado- jugando contra Argentina, que contra un rival de medio pelo.  

Temas

Lee También

Comentarios