Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 15 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

* Más mexicanos

Por: Jaime García Elías

* Más mexicanos

* Más mexicanos

Un estudio acerca de la criminalidad en México, elaborado hace varios años, evidenciaba que la incidencia delictiva se incrementa cuando decrece la actividad deportiva. Abundantes estudios científicos reparan en que entre la práctica del deporte y la salud, hay una estrecha relación de causa a efecto…

Así, aunque de esos trabajos se desprende la pertinencia de que los gobiernos apoyen de alguna manera a las asociaciones o empresas —los llamados “clubes”— que tienen al deporte como su objetivo primordial, es perverso que los gobiernos de los estados lleguen al extremo de convertirse en socios capitalistas de los equipos profesionales de futbol, como varias veces ha sucedido en México, porque desvían a asu favor recursos que deberían orientarse a necesidades sociales más prioritarias.

Se justifica, por tanto, que el Comité de Desarrollo Deportivo de la Federación Mexicana de Futbol esté buscando fórmulas justas y equitativas en esa materia.

*
Otro tanto puede decirse de la intención de replantear la regla del sistema de competencia que ha vuelto punto menos que simbólica la presencia de los futbolistas mexicanos... en los equipos mexicanos.

En ese sentido, desde que se implantó la disparatada norma se encendieron las alarmas. Voces sensatas alertaron sobre los riesgos que muy probablemente se materializarían a mediano y largo plazo: la falta de material humano idóneo para las selecciones nacionales en competencias internacionales.

*

Más allá de lo económico, es lícito el interés de los dueños de los equipos profesionales —“presidentes de clubes”, por favor...— por mantener cierto nivel en la calidad del espectáculo; se justifica, por tanto, la pertinencia de incorporar jugadores extranjeros, tanto de cartel estelar como varios que recientemente han llegado (Gignac, Ménez, Ener Valencia, Edu Vargas, Nico Castillo…), como los “de relleno” –dicho esto sin ánimo de ofender— que ya son mayoría en casi todos los equipos.

*

La fórmula más adecuada para atender las comprensibles exigencias del espectáculo sin desatender la competencia de los nacionales, pudiera ser algo tan simple como exigir que en todo momento haya presencia mayoritaria de jugadores mexicanos por nacimiento en las alineaciones de todos los equipos: seis en el cuadro inicial, y mantener esa mayoría —salvo expulsiones— al hacer cambios.

Al final de cuentas, la fórmula que abarque los dos requerimientos, igualmente válidos, puede condensarse en la sabiduría del refrán: “Ni tanto que queme al santo… ni tanto que no lo alumbre”.

Temas

Lee También

Comentarios