Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 25 de Mayo 2018

Ideas

Ideas |

* ¿Guillotina…?

Por: Jaime García Elías

* ¿Guillotina…?

* ¿Guillotina…?

Los sensores que activan las luces amarillas y a continuación los eyectores del asiento del piloto —como en las películas del Agente 007— en los equipos de futbol, no operan igual en todos los casos. Por ejemplo, el Guadalajara…

*

Las luces amarillas, en el caso, se encendieron a raíz de la derrota del sábado ante el Monterrey. Sin reparar en que todos equipos, de conformidad con sus circunstancias particulares, tienen dos listas de partidos: los que deben ganarse y los que pueden perderse, y que el del sábado, para las Chivas, era de estos últimos a la vista de los abundantes elementos de juicio que hacían del rival en turno uno de los enemigos a vencer en la agenda de cada semana y de los formales aspirantes al título al final de la película, los seguidores del equipo más popular de México están inquietos, con justificada razón, porque, cumplida la cuarta parte de la etapa clasificatoria, no hay indicios de que sus favoritos estén en vías de recuperar la eficiencia que les permitió bordar la duodécima estrella alrededor del escudo al cabo del anterior Torneo de Clausura.

Los alarmistas, a partir de ahí, ya dieron el siguiente paso: ya comenzaron a alimentar la especie de que los inciertos resultados —una victoria, un empate y dos derrotas—, la creciente frustración de sus seguidores y la comprensible inquietud de los dirigentes, estén moviendo el tapete a Matías Almeyda.

*

El asunto es rutinario. Esta película “ya la vimos”…

En circunstancias normales, mientras el Guadalajara mantenga el desempeño futbolístico que lo ha caracterizado en lo que va del certamen, es de suponerse que en las próximas cinco fechas, en los partidos ante Puebla, Santos Laguna, Querétaro, Pachuca y Pumas —previos al Clásico de la décima jornada ante el América—, los rojiblancos acumulen el caudal de puntos necesario para acariciar, en el peor de los casos, la perspectiva de pelear un boleto a la Liguilla.

Por lo demás, hay indicios de que el dueño del juguete hablaba en serio cuando declaró que Almeyda era el técnico idóneo para el equipo, que la relación con él sería prolongada, y que aprendió —a punta de chichones en el cráneo— que cesar al entrenador no necesariamente es lo más recomendable para un equipo tambaleante… como la guillotina no es el remedio más recomendable para el dolor de cabeza.

Temas

Lee También

Comentarios