Domingo, 27 de Septiembre 2020
Ideas |

- ¿Y el avión, ‘apá...?

Por: Jaime García Elías

- ¿Y el avión, ‘apá...?

- ¿Y el avión, ‘apá...?


Hay quien sostiene que el  avión que simboliza el dispendio de los recursos públicos de los gobiernos anteriores en beneficio de los gobernantes y en detrimento de las necesidades sociales insatisfechas de millones de mexicanos, simboliza, también, el voluntarismo (teoría filosófica que da preeminencia a la voluntad sobre el entendimiento) del gobierno actual: el mismo que lo calificó como “un insulto al pueblo”. Ya lo dirá la historia...

-II-

Por lo pronto, el dichoso avión -como el dinosaurio del cuento de Augusto Monterroso- sigue ahí, generando gastos (de mantenimiento, resguardo y amortización de la deuda) absolutamente infructuosos, y esperando -desde que, en la campaña previa a las elecciones de 2018, se anunció su venta- un posible comprador.

Los entendidos (Luis Rubio, presidente de “México Evalúa”, citado por “El Universal” el martes pasado, por ejemplo) estiman que podría haber ofertas por 60 o 70 millones de dólares por el aparato -no los 130 millones que el gobierno espera (para invertirlos, supuestamente, en proyectos de mayor utilidad social)-, porque reconvertir el polémico avión para destinarlo a vuelos comerciales sería tan costoso que difícilmente habría potenciales compradores. Por lo demás, tanto los jeques árabes como los personajes enlistados por Forbes entre los hombres más acaudalados del mundo, lo consideran excesivo, ostentoso, de mal gusto e inapropiado para sus necesidades. En cuanto a los jefes de estado que lo ven con envidia, el pudor -o el miedo a la ira de sus gobernados- los invita a abstenerse de presentar ofertas.

Ni la invitación -tamaliza incluida- a los empresarios, ni el llamado a que “hagamos historia”... consiguieron que se vendieran todos los billetes

-III-

Respecto a los beneficios de la “rifa”, ni la invitación -tamaliza incluida- a los empresarios, ni el llamado (desde el interior del mismo avión al que aseguró que nunca se subiría) a que “hagamos historia”, ni el entusiasmo de última hora de los interesados en adquirir un “cachito”, consiguieron que se vendieran todos los billetes.

El mayor beneficio tangible, así, sería para los hospitales de Charo (Michoacán), Toluca, Tepic, Tampico, Fresnillo, Torreón, Oaxaca, Jojutla (Morelos), Huixtla (Chiapas), Boca del Río, San Ignacio (Sinaloa), San Diego de la Unión (Guanajuato) y Tejupilco (México), ganadores de sendos premios de 20 millones de pesos, al resultar agraciados en el sorteo en que participaron... merced a la “donación” de cerca de un millón de billetes (que no se vendieron) a hospitales públicos.

Así las cosas, ¿qué tal si, en vista del éxito obtenido -y de que el avión ahí sigue-, la traída y llevada “rifa” se repite, digamos, cada tres meses...?

Temas

Lee También