Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 14 de Agosto 2018

Ideas

Ideas |

- ¿“Legalizar” las drogas…?

Por: Jaime García Elías

- ¿“Legalizar” las  drogas…?

- ¿“Legalizar” las drogas…?

¿Qué debe entenderse, en concreto, por “legalizar” la mariguana? ¿Despenalizar su uso? ¿Facilitar su producción y comercialización, en beneficio de los consumidores? ¿Acabar con el añejo estigma que perseguía, discriminaba y descalificaba —y eventualmente aún persigue, discrimina y descalifica— socialmente a los mariguanos?

-II-

Rehabilitado recientemente por el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, el debate toma fuerza. Al margen de las voces que ya se han pronunciado a favor o en contra, la propuesta se orienta, precisamente, a ponderar seriamente esa posibilidad, cuyos principales beneficios serían, por una parte, mantener la afluencia de turistas —consumidores de mariguana muchos de ellos—, y la correspondiente inyección de divisas, a los principales destinos turísticos de México; por la otra, reducir, supuestamente, los graves delitos asociados al tráfico —precisamente por ser ilegal— de la droga.

Con respecto al uso terapéutico, parece haber consenso: manejada y comercializada criteriosamente, la mariguana, como muchas otras sustancias —el arsénico, por referir uno de los ejemplos más obvios— puede ser benéfica y curativa.

En el aspecto “recreativo”, se aduce, entre lo “positivo”, que la mariguana “fomenta la creatividad”, porque ha habido artistas que acostumbraban consumirla… aunque no todos quienes la consumen —ni  mucho menos— se vuelvan, ipso facto, creadores de obras de arte; que no es adictiva… aunque, al resultar placentera, se convierte en un hábito y puede inducir al consumo de otras sustancias tóxicas; que —a diferencia del alcohol u otras drogas— no genera conductas violentas, y que es menos dañina que el tabaco para las vías respiratorias… Por contrapartida, entre sus efectos negativos se cuentan desorientación, taquicardias, tendencia a padecer afecciones en los pulmones, trastornos de atención, sicomotores o de memoria, o a favorecer la depresión o el avance de desórdenes psicóticos.

-III-

Mediante la legalización del tabaco y el alcohol, cuyo consumo representa hasta 10% del gasto familiar para millones de familias pobres en los países de América Latina, según reportes de la Organización Mundial de la Salud, la sociedad tolera —y, por ende, la ley permite— que los individuos se dañen a sí mismos, y obliguen a destinar amplias partidas presupuestales para atender las enfermedades que esas drogas les causan.

Por lo demás, aun en los países que ya han legalizado el consumo y la comercialización de ciertas drogas, persiste una extensa serie de delitos relacionados con las mismas. De donde se deduce que el tema dista mucho de ser cuestión de “enchílame otra”…
 

Temas

Lee También

Comentarios