Jueves, 28 de Mayo 2020
Ideas |

- La otra cara

Por: Jaime García Elías

- La otra cara

- La otra cara

“A toda acción corresponde una reacción de igual magnitud y dirección, pero en sentido opuesto”. El enunciado de la Segunda Ley de Newton, que aplica lo mismo para la física que para las conductas sociales, se cumplió en Guadalajara…

-II-

La acción, a todas luces reprobable, publicitada en algunos medios el pasado fin de semana, consistió en las actitudes discriminatorias, ofensivas y aun agresivas en contra de enfermeras y enfermeros a los que se negaba el servicio de transporte público, se rehuía a bordo de las unidades o se arrojaba agua mezclada con cloro, por temor a que su cercanía física pudiera contagiarlos del coronavirus que actualmente aterra a toda la humanidad. Felizmente, como se consignó en su oportunidad, sus superiores les recomendaron utilizar ropa de calle fuera de los espacios u horarios de trabajo, por una parte, y, por la otra, difundieron información acerca de los protocolos de asepsia a que se someten los trabajadores del Sector Salud para reducir al mínimo la posibilidad de que contraigan una enfermedad o la transmitan a otras personas.

La reacción, a todas luces plausible, difundida ayer asimismo en diversos medios locales, fue la iniciativa del colectivo de taxistas Código Rojo, consistente en ofrecer, gratuitamente, sus servicios al personal del Sector Salud que se los solicite o lo requiera, en el Área Metropolitana de Guadalajara, “como una forma de agradecimiento por ayudar a la comunidad” (“Milenio”, III-31-20, p. 11) en que la amenaza contra el bien más preciado para todos los seres humanos -la vida- nos permite manifestar sentimientos de solidaridad y gratitud que en circunstancias normales yacen bajo la loza del egoísmo rampante. Inicialmente, serían 200 los taxistas que secundarían esa idea. Seguramente, conforme el tiempo pase, muchos más se sumarán… siempre y cuando -perdón por contaminar esa loable iniciativa con un mal pensamiento- no haya vivales que discurran cómo explotar en su beneficio esa prerrogativa.

-III-

Todo lo cual, por lo demás, no obsta para consignar que una nota informativas -siempre en el marco del tema dominante-, daba cuenta de las manifestaciones que, a las puertas de los hospitales en que laboran, realizaban trabajadores del Sector Salud (del IMSS en Uruapan, Mich., concretamente), en protesta porque, a contrapelo del discurso oficial -en “la mañanera” de ayer, sin ir más lejos- no se les ha dotado del equipo necesario para hacer frente a la actual contingencia, sin que su propia salud y su vida se vean amenazadas.
 

Coronavirus

Temas

Lee También