Jueves, 22 de Abril 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

- Hechos… ¿aislados?

Por: Jaime García Elías

- Hechos… ¿aislados?

- Hechos… ¿aislados?

Un día son dos cadáveres “encobijados”, encontrados en un lote baldío o en una brecha en los arrabales de la otrora “Ciudad Amable”; otro día son dos mujeres asesinadas en la vía pública en diferentes hechos; al siguiente son tres hombres asesinados en circunstancias similares… Casos, todos ellos, en que los vecinos hacen las correspondientes denuncias, el personal del Servicio Médico Forense recoge los cadáveres, los remite a sus instalaciones y abre sendas “carpetas de investigación” orientadas a la identificación de las víctimas, y el personal de la Fiscalía (dizque) especializado en asesinatos intencionales, recoge indicios y emprende las consiguientes pesquisas al efecto de “esclarecer” los hechos (algo que, como lo demuestran las estadísticas, solo excepcionalmente sucede)…

-II-

Si esos episodios ocurrieran rara, ocasional o esporádicamente, podría hablarse, en rigor, de “hechos aislados”. Si, en cambio, se trata de sucesos cotidianos, pasan a ser -¡oh, paradoja!- los “hechos aislados de cada día”. Son una constante… aun cuando casi nunca las supuestas “investigaciones” den al menos una idea de quiénes fueron sus autores y sus móviles.

Hace dos semanas, cuando el “hecho aislado” del día no consistía en las consabidas una, dos o tres, sino once personas -albañiles que bebían cerveza en la vía pública- asesinadas (en un tiroteo, en la colonia La Jauja, del municipio de Tonalá), el suceso fue atribuido por el gobernador del Estado “posiblemente al crimen organizado”. Y como el hipotético combate a la delincuencia organizada es responsabilidad del gobierno federal, “exigió” al presidente López Obrador y las instituciones de seguridad que “den la cara ante la difícil situación”... La respuesta puntual, en “la mañanera” del día siguiente, fue la instrucción presidencial -tajante y categórica, eso sí- de “reforzar la presencia en la entidad de elementos de la Guardia Nacional, del Ejército y de la Marina”.

-III-

¿Cómo, de qué manera se supone que debería manifestarse esa presencia “reforzada” de las corporaciones encargadas de velar por la seguridad de los ciudadanos…? ¿Con más unidades, o con una estrategia que hiciera más visible su presencia…? ¿Con personal capacitado no solo para recoger indicios -casquillos percutidos, huellas dactilares, algunos objetos…- sino para estudiarlos, analizarlos y plantear “líneas de investigación” que permitieran trazar hipótesis, dar rumbo a las pesquisas y no realizarlas a ciegas o a tientas, como quien busca una aguja en un pajar…?

Por lo pronto, si se esperaba que la medida, de entrada, ayudara a reducir, al menos, los “hechos aislados”, la maldita realidad es que no se nota.
 

Temas

Lee También