Lunes, 24 de Febrero 2020
Ideas |

- Cifras negras

Por: Jaime García Elías

- Cifras negras

- Cifras negras

Si las cifras de la estadística son malas, las de la realidad son peores…

(Se trata de las cuentas que llevan las dependencias gubernamentales, de los hechos delictivos que ocurren en todo el país… y, por supuesto, en Jalisco en particular).

Como se apuntaba en días pasados aquí mismo, la aseveración del gobernador Enrique Alfaro Ramírez en el sentido de que “hay avances” -es decir, menor incidencia- en el rubro de los delitos patrimoniales (robos, asaltos, etcétera), es discutible. Probado como está que no todos los delitos que se cometen se denuncian -algunos estudios señalan que 90% de las víctimas ni siquiera se toma esa molestia, por considerarla engorrosa… y, sobre todo, inútil-, es probable que esté en lo correcto Arturo Villarreal Palos, académico de la Universidad de Guadalajara, al afirmar (EL INFORMADOR, I-22-20, p. 5-A) que las cifras alegres difundidas por el gobernador no necesariamente significan que haya menos delitos, ni menos “percepción de inseguridad” por parte de la población…, sino, si acaso, menos denuncias, porque, ostensiblemente, “tenemos una deficiente persecución de los delitos”.

-II-

Por otra parte, en la declaración gubernamental se admite que, en el rubro de los homicidios, lejos de haber avances, hay retrocesos. Ni disminuye la incidencia (2019, con dos mil 672 víctimas documentadas -subrayémoslo: documentadas- de asesinato, fue el más violento de los últimos 22 años… y probablemente de la historia, a falta de estadísticas disponibles al respecto), ni hay elementos para sostener que ha habido progresos en la eficacia de los organismos encargados de la procuración de la justicia para el esclarecimiento de tales crímenes.

De hecho, es casi seguro que también en esa materia haya “cifras negras”. Por una parte, es probable que algunas de las más de dos mil desapariciones que han sido denunciadas (un promedio de 14.5 diarias) pero no resueltas, hayan tenido el más funesto de los posibles desenlaces: que muchas de las víctimas de esos delitos estén muertas. Por la otra, el hallazgo, en los últimos meses, de decenas de cadáveres -desmembrados muchos de ellos- en varias fosas clandestinas descubiertas en diversos municipios de la Entidad, sugiere que puede haber muchas víctimas de asesinatos que difícilmente serán halladas e identificadas, y más difícilmente concluirán con el esclarecimiento correspondiente.

-III-

Colofón (a propósito de la supuesta “coordinación” entre los organismos encargados de la prevención y persecución de los delitos): “La eficacia de un comité suele ser inversamente proporcional al número de sus miembros”.

Temas

Lee También