Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 20 de Julio 2018

Ideas

Ideas |

- “Asquito”

Por: Jaime García Elías

- “Asquito”

- “Asquito”

Habrá quien recuerde, como parte del anecdotario que dejaron a su paso los gobiernos de extracción panista que tuvo el Estado de Jalisco, el “asquito” que, según su propia expresión, le daban a don Emilio González Márquez los asuntos relacionados con la homosexualidad…

Como en su momento se convino, su sensación de repugnancia ante esos temas a los que tradicionalmente se asociaba con algo pecaminoso, reñido con el orden establecido y aun con las leyes naturales, era respetable… aun cuando estuviera más asociado a prejuicios que a razones. Como declaración de un gobernante obligado a sacrificar muchos de sus escrúpulos en aras del respeto a las opiniones, creencias y aun prejuicios de sus gobernados, incluidas las minorías, su enunciado, en cambio, era a todas luces inadmisible.

-II-

Más allá del valor anecdótico de la célebre declaración, aquel Gobierno dejó como herencia la decisión de “blindar” —así se dijo— el Código Civil del Estado de Jalisco, al establecer (Artículo 260) que el matrimonio es una institución a la que sólo tendrán acceso “un hombre y una mujer”. Las puntualizaciones que en ese sentido se hicieron en la norma referida, motivaron una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en junio de 2015, en que se puntualiza que el concepto de matrimonio así entendido, “vulnera la autodeterminación de las personas, el libre desarrollo de la personalidad y el principio de igualdad” contemplados en diversos apartados de la Constitución. Ergo, el precepto referido era inconstitucional, y, por ende, inválido… a despecho del afán de sus impulsores por someterlo a un supuesto “blindaje”.

-III-

El asunto retoma actualidad. Más allá de que, en la práctica, las parejas del mismo sexo interesadas en validar legalmente la unión que hubieran decidido formar, podían recurrir a un amparo, avalados por la citada resolución de la Corte, otra Corte, la Interamericana de Derechos Humanos, emitió el martes —dice la nota de El País, de Madrid— “un fallo que ha sido considerado histórico por los defensores de minorías sexuales, al ordenar a sus países miembros —entre los que, obviamente, se encuentra México… (y que aplica, en consecuencia, para el Estado de Jalisco)— que reconozcan derechos plenos a las parejas del mismo sexo”, etc.

Derechos plenos, subrayémoslo… Los mismos que tendrían a exiliarse, si les place, quienes compartieran el “asquito”, alegando —como el paisano— que “antes, la homosexualidad estaba prohibida; ahora está permitida… Yo me largo de aquí, antes de que se haga obligatoria”.
 

Temas

Lee También

Comentarios