Viernes, 03 de Febrero 2023
Gente Bien | Columna

Dos mexicanos exitosos en Nueva York

Hablemos de mexicanos admirables y reconocidos en sus industrias

Por: Chucho Martínez

Personas que ponen el nombre de México en alto. Carlos Huber/Cortesía

Personas que ponen el nombre de México en alto. Carlos Huber/Cortesía

Durante muchos años de mi vida profesional viajar se ha vuelto una constante, he tenido la oportunidad de conocer muy bien dos continentes y en muchos casos, por la cantidad de veces que iba al año, me convertía en un local más. Es así como tuve la oportunidad de integrarme a Nueva York, ciudad a la que amo profundamente no sólo por su energía sino por las increíbles experiencias y amigos que he hecho ahí.

Ese es el caso de los entrevistados el día de hoy, mexicanos admirables y reconocidos en sus industrias. Ellos no sólo han puesto el nombre de México en alto, sino que nos han demostrado que “el mundo es del tamaño que nosotros nos lo queramos hacer” -frase de mi padre- y que los sueños y las pasiones siempre se cumplir.

Hoy quiero presentarles en esta columna a dos gigantes en sus profesiones quienes, además de grandes amigos y excelentes seres humanos, han logrado convertirse en referentes mundiales de sus industrias y son orgullosamente mexicanos: Alexa Rodulfo, professional hair and make up artist y Carlos Huber, empresario y perfumista fundador de la marca Arquiste. 

Alexa Rodulfo

Hair and Make up Artist, NYC.

A Alexa Rodulfo la conocí hace más de 13 años cuando yo coordinaba y producía desfiles de moda. Al día de hoy no conozco a una persona más divertida, aventurera, energética,  cálida, amorosa y buena amiga como ella. Con un gusto exquisito por el buen comer y el viajar, Alexa nace en Ciudad Juárez (la número 1), como ella lo llama haciendo referencia a Juan Gabriel, en el seno de una familia que siempre la apoyó a seguir sus sueños y que le enseñó a que “el trabajo te honra como ser humano, no importa cualquiera que éste sea”.

“En mi familia siempre me enseñaron con el ejemplo y siempre me dijeron que el trabajo diginificaba: A mi madre le encantaba la moda, siempre tenía un look impecable y lucía impresionante, desde lo que usaba hasta como tenía las uñas y el cabello; mi padre siempre fue mi cómplice y mejor amigo, de él heredé lo travieso y lo recuerdo siempre por el gran corazón que tenía y lo divertido que era. No puedo dejar de mencionar a mi abuela y a mi prima la glamourosa Blanca, quienes definitivamente me enseñaron tantas cosas que de las que no sería hoy sin ellas”.

Alexa Rodulfo/Cortesía

Alexa cuenta entre sus clientas habituales a Aerin Lauder, Carolina Herrera, Sofia Carson, Ivanka Trump, Lauren Santo Domingo entre muchas otras y, además de ser buscada y reconocida por los personajes más importantes de la moda y el jet set mundial, hizo una colección de velas que se vendió en la prestigiada departamental Bergdorf Goodman que la catapultó a la fama.

Cuando hablamos del momento en el que decidió emprender su sueño fuera de México, Alexa señala: “Siempre supe desde que visité NY por primera vez que era el lugar en donde quería vivir, sentía que ese lugar era el mejor lugar para lograr mis sueños. La belleza siempre fue, desde toda la vida, lo único que siempre quise y quiero seguir haciendo”.

Alexa abrió su primer salón de belleza en Ciudad Juárez en 1998,  gracias al apoyo de su madre. “Cuando yo llegué a NY no conocía a nadie, ese día siento que empieza mi despegue profesional. En ese momento de la vida no había redes sociales y tenía que estar cargando con mi portafolio a todos lados. Olvídate de poder mandar un mensaje o contactar a alguien, no tenía nada que ver con las oportunidades que tienes ahora”, señala mientras hablamos de sus inicios y cómo fue llegar a esta enorme capital del mundo. 

Alexa es el vivo ejemplo de que un hobby se puede convertir en un trabajo, pero para que éste lo sea tienes que tomártelo en serio y trabajar mucho para lograrlo. En algún momento de nuestra charla tocamos el punto de cómo lidiar con los problemas de vivir en otro país: “Desde que me mudé a NY mi idioma oficial es el español. Mi vida gira en español, mi cultura y mi México. Ser de México es algo que me enorgullece. En mi trabajo lo importante es que respete mi profesión, mi trabajo y a mis clientes. Lo demás profesionalmente no me debe de afectar” lo dice enfáticamente. Y es que de verdad cuando tú vas a la casa de Alexa, podríamos decir que es una réplica en NY del museo de arte popular, llena de artesanías, textil y arte hecho por artesanos mexicanos.

A todos los jóvenes que nos leen y que ven en Alexa un ejemplo a seguir este es el consejo que ella les daría: “El camino no ha sido fácil, pero ha sido un gran camino de risas y lágrimas. Les recomiendo que la palabra miedo no exista en su vida. El miedo es un sentimiento que te frena, te limita y te cierra, sigan con sus sueños siempre, nada nada en esta vida te puede llenar y hacer tan feliz como hacer lo que te gusta. ¡Pero cobra! Si no sería hobby, hazlo tu profesión y entrégate a ella”.

Carlos Huber

Perfumista & Emprendedor, NYC

A Carlos lo conocí por amigos en común en NY pero fue hasta que hicimos un proyecto juntos mientras yo trabajaba en El Palacio de Hierro que nos hicimos más cercanos y pude conocer muy de cerca al gran profesional que tenía como amigo.

Carlos Huber/Cortesía

Carlos nace el la ciudad de México el 22 de noviembre de 1980 en el seno de un papá endodocista y una mamá dentista; provenientes de una familia de inmigrantes judíos de diversos lugares como Polonia, Rusia, Grecia y Turquía.  “A mis hermanos y a mí nos educaron a ser muy orgullosos y agradecidos de ser mexicanos; sin embargo, creo que tenemos un gen viajero de familia, y por eso me gusta tanto vivir en otros países. La gran diferencia con mis antepasados es que yo siempre regreso a México, ellos tuvieron que dejar sus países de origen, yo me mantengo muy ligado al mío”, confirmando que para Carlos México es su inicio y su fin siempre.

Carlos decide ser arquitecto de profesión llevado por la magnificencia de los palacios de su ciudad de origen: la Ciudad de México, sin embargo, no sabría lo que le depararía la vida en el futuro: “Desde que tenía 17 años, mis papás me mandaban a Italia a tomar cursos de verano. Esto me acostumbro a la idea de vivir fuera, y cuando estaba en la carrera de Arquitectura hice un intercambio a París que me marcó mucho y me abrió las puertas al mundo del perfume. Más adelante viví en Bilbao y en Ibiza durante un año y medio y de ahí llegue a NY para estudiar una maestría en restauración. La mitad de mi vida he vivido fuera de México”.

Carlos Huber/Cortesía

Y es que como dice Carlos, París le abrió el camino a la perfumería pues después de recorrer caminos de arquitectura y trabajar en retail en Polo Ralph Lauren, Carlos se envuelve en una investigación que lo lleva a trabajar con las mejores narices del mundo, lo que lo transportó a otro lugar en el tiempo. “En el 2010 empecé a desarrollar los primeros perfumes de Arquiste entrando por la puerta grande a vender en Barneys New York. De ahí, nos empezamos a hacer más famosos por la cuestión del storytelling: Todas las fragancias tienen una historia detrás y eso llamó la atención de grandes marcas como St. Regis Hotels & Resorts, J.Crew y El Palacio de Hierro”, señala Carlos cuando empezamos a hablar de sus orígenes.

Carlos Huber es fundador de Arquiste, una de las marcas de perfumes de nicho más importantes y premiadas del mundo; ha desarrollado proyectos tan importantes como la fragancia insignia de los hoteles St Regis en el mundo, así como una vela en colaboración Arquiste / St Regis, también una colección de fragancias para la prestigiosa marca J Crew y es el orgulloso creador de la “Esencia de El Palacio”, el perfume de la departamental de lujo más importante de Latinoamérica: El Palacio de Hierro.

“Para mí ser mexicano en otro país nunca ha sido un problema. Es parte de mi historia y para mucha gente, el que sea mexicano hace que se interesen más en la marca. Creo que somos expertos storytellers y eso hace que el consumidor se enganche más con la fragancia”.

Carlos Huber/Cortesía

Carlos Huber es un hombre excepcional: Inteligente, enfocado al detalle, buen amigo, buena escucha, maduro y con una creatividad impresionante. Poseedor del premio GQ al hombre del año 2012 le recomienda a los jóvenes que están empezando su carrera o que tienen un sueño a: “Que estén súper orgullosos de donde vienen, de qué los hace únicos… Que cuenten su historia con todo el color y detalle posible. Lo que todos queremos consumir es historias… es inspiración, soñar, aprender”. Gracias Carlos por dejarnos conocer la tuya.

Yo siempre diré que rodearme de personas a las que admiro es muy importante y me lleva a lugares increíbles; no hay nada mejor en la vida que admirar a tus amigos, pero sobretodo reforzar que inspirar a los demás a que logren sus sueños es una de las cosas más bonitas de la vida.

Carlos Huber/Cortesía

Compartir tu vida con personas tan exitosas hace que cuando abres tus problemas y tus sueños con gente que se enfrenta no sólo a los mismos sino a otros más complejos  te hace tomar perspectiva, aprender de ellos y confirmar que en esta vida y en las que siguen todo lo que sueñes se puede lograr. Gracias Alexa y Carlos por inspirarnos a seguir llevando el nombre de México al mundo.

#VivalaVida

AD

Temas

  • Columna
  • Chucho Martínez
  • Alexa Rodulfo
  • Carlos Huber

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones