Miércoles, 29 de Mayo 2024
Estilo |

¿Estás incómodo? Este es el aceite que calma espasmos intestinales

El increíble condimento que combate una amplia gama de dolores

Por: SUN

El orégano, el mejor aliado para tu intestino. Unsplash

El orégano, el mejor aliado para tu intestino. Unsplash

Siempre estamos en la búsqueda de métodos naturales para mejorar nuestra salud y el bienestar, el aceite de orégano es todo lo que necesitas como un remedio tradicional con propiedades medicinales sorprendentes. Originario del Mediterráneo, este condimento se ha utilizado durante siglos como planta medicinal para combatir una amplia variedad de dolores, desde el dolor de muelas hasta los síntomas del resfriado común.

¿Cómo se obtiene el aceite de orégano?

El aceite de orégano se obtiene a través de la destilación de las hojas secas y las flores de la planta de orégano, y su composición incluye compuestos fenólicos como el ácido rosmarínico, el carvacrol y el timol.

Estos componentes le confieren propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antimicrobianas, lo que lo convierte en un aliado poderoso para la salud, especialmente con los dolores de estómago y espasmos intestinales.

Los beneficios más destacados del aceite de orégano

Entre los beneficios más destacados del aceite de orégano se encuentra su capacidad para combatir los síntomas asociados a los resfriados, el asma y la bronquitis, gracias a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Además, su contenido en timol le otorga propiedades antiespasmódicas, lo que lo hace efectivo para calmar espasmos intestinales y dolores de estómago

Además de sus beneficios para el sistema respiratorio y digestivo, el aceite de orégano es una excelente fuente de vitaminas y minerales, incluyendo las vitaminas A, C, K y del complejo B, así como potasio, calcio, hierro y magnesio.

Su uso también se extiende al tratamiento de infecciones cutáneas y de uñas, gracias a sus propiedades antisépticas, antibacterianas, antivirales y antifúngicas.

¡Ojo, hay una advertencia!

Sin embargo, todo debe ser con moderación: el consumo de aceite de orégano debe realizarse con precaución.

Los expertos recomiendan limitar la ingesta a dos o tres gotas debajo de la lengua, seguidas de agua, debido a su sabor picante y su potencia. El exceso de consumo puede provocar irritación gástrica o hepática, especialmente en personas sensibles.

EE

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones