Domingo, 29 de Mayo 2022

LO ÚLTIMO DE Estilo

Estilo |

Cupra León, un hot-hatch que domina su segmento

Este ejemplar es uno de los más divertidos que podrías manejar, pero es una especie en peligro de extinción

Por: El Informador

Su carrocería es única en México, y aunque el mercado de los hot-haches se apaga poco a poco, este es un gran representante. EL INFORMADOR/M. Castillo

Su carrocería es única en México, y aunque el mercado de los hot-haches se apaga poco a poco, este es un gran representante. EL INFORMADOR/M. Castillo

Históricamente el León ha sido un ícono para la marca española Seat, pero ahora que forma parte de la familia deportiva Cupra su carrocería, tecnología aplicada a la conducción y estilo lo hacen tan único hoy en día que los hot-hatches están prácticamente a punto de desaparecer, y es uno de los “más accesibles” a los que podrás llegar si es que te encantan los hatchback.

Tomando en cuenta que prácticamente no tiene rival en México, salvo el recién llegado Toyota GR Yaris, del cual verás también pocos en la calle precisamente por los pocos que llegan y porque están muy cotizados (se venden rápido), el Cupra León se erige como el rey “desde aquí hasta donde te alcanza la vista en el horizonte”.

Con esto en cuenta, disfrutamos unos días del fantástico manejo que ofrece el Cupra León. Pero comencemos hablando de su estilo y diseño. El color exterior es un azul mate precioso y también con un alto grado de dificultad en su mantenimiento, pues hay que cuidar muchísimo este material. Hablamos de su limpieza, que no queden gotas marcadas o que la rebaba que sueltan los árboles o las “gracias” de un pájaro estropeen la pintura. Este terminado opcionalmente tiene un costo de 40 mil pesos, por lo que dolería un poco más el codo si pensamos que se va a maltratar.

Luego, sobresalen los rines bitono de 19 pulgadas de diámetro que hacen juego con unas llantas tan delgadas, que ante cualquier bache corren peligro de tronarse. El color cobre está presente en el emblema de la marca y los escapes tienen doble salida, con un difusor en medio. Al frente las luces LED diurnas hacen lo suyo poniendo la firma lumínica y en medio una parrilla con amplia entrada de aire.

Acelera de 0 a 100 km/h en 5.7 segundos y tiene una velocidad punta de 250 km/h. EL INFORMADOR/M. Castillo

Por dentro se pone igualmente interesante, gracias a los asientos deportivos que rayan entre lo confortable y grande. Son cómodos y tienen excelente sujeción, algo que ya hemos probado ampliamente en este veloz auto. Destaca también su tecnología de conectividad con Android Auto y Apple CarPlay inalámbrico que en conjunto al nuevo sistema de infoentretenimiento en pantalla de 10 pulgadas con una interfaz mejorada que fluye muy bien y es de lo mejor que hemos probado en cualquier auto. Para quienes buscan cosas modernas, con menos botonería y un tablero bonito, este es el auto que buscaban.

Por otro lado el cuadro de instrumentos es de 12.5 pulgadas y presenta información interesante como las fuerzas G, tiene cronómetro y una serie de menús personalizables para que ponderes lo que mejor te convenga. Y para el sistema de audio contamos con 10 bocinas Beats.

Y si hablamos de espacio, recordemos que estamos en un hatchback, cuyas limitantes saltan a la vista como una puerta de acceso más recortada en la parte posterior, pero que se compensa con un buen acceso desde el portón. Los asientos de la banca trasera son abatibles y la cajuela tiene 380 litros volumétricos. Con los asientos en su posición normal, dos adultos caben perfecto, un tercero complicaría la habitabilidad porque el túnel de la transmisión es algo grande y resta espacio para los pies. Sin embargo, esto último creemos que poco te afectará, pues se trata de un auto con corte individualista y los que raramente viajen atrás, no sufrirán tanto salvo sea un viaje largo con tres personas.

Este coche mide casi 4.4 metros de largo, un estándar en la industria para los autos compactos, pero con buen tamaño para andar en la ciudad cómodamente pues cabes en cualquier espacio, aunado a una carrocería tipo hatchback se vuelve sumamente práctico y seguro de conducir. Sobre esto de la seguridad, el Cupra León ofrece 10 bolsas de aire, sensores de proximidad, control de estabilidad y cámara de reversa, aunque tal vez por los costos, no cuenta con cosas como alerta de punto ciego o advertencia de cambio de carril o sistema de frenado autónomo ante cualquier colisión.

Cargador inalámbrico y conectividad para Android Auto y Apple CarPlay, así como MirrorLink, entre lo más destacado en el apartado tecnológico. EL INFORMADOR/M. Castillo

La conducción es su punto fuerte y entramos de lleno en lo que contiene. Su motor es de 2.0 litros, turbo, con 300 caballos de potencia y un torque de 295 libras-pie, acoplado a una caja DSG de siete velocidades. Cuando aceleramos a fondo, el coche lo hace sin escatimar y nos hizo olvidarnos un rato del odiado “turbo-lag” típico del Grupo VAG, para entregar la fuerza al eje delantero desde el primer instante. Luego, por momentos sentimos un ligero torque-steer (juego en la dirección que mueve el auto hacia la izquierda o la derecha) pero nada que no podamos controlar, es más, hasta es divertido sentirlo de vez en cuando.

Y la suspensión es dura, no incómoda, pero se nota la orientación deportiva, aunque nos hubiera gustado que tuviera algún ajuste adaptativo, lo que la haría más interesante y nos “castiga” menos la espalda en el día a día. El frenado es igualmente bueno, no esperábamos menos con una precisión que se nota que tiene el estilo y construcción europea (recordemos que es fabricado en España).

A bajas revoluciones este Cupra León es dócil, muy manejable, pero si pisamos el acelerador con ganas, esta fiera despierta y lo hace como un verdadero león hambriento y se lanza sobre su presa. Hace unas semanas que lo manejamos en una pista en Toluca hicimos un ejercicio de persecución de un León a otro, el cual consistía en arrancar a toda velocidad y acelerar en círculo persiguiendo al otro León lo más rápido posible. Gracias a esta prueba, pudimos conocer los límites de su curveo y que el auto se protege tanto en el motor (por no exceder las revoluciones) como en el diferencial eléctrico autoblocante (VAQ) que regula el bloqueo del diferencial y nos deja girar para evitar un subviraje al tiempo que manda la fuerza necesaria a cada rueda y nos ayuda a corregir la trayectoria. ¿Nos hace sentir mejores pilotos? ¡Sin duda!

Con esto, el Cupra León sigue siendo el rey, pero prácticamente en un desierto de opciones en su segmento. Mientras siga vivo, lo seguiremos disfrutando a futuro.

En la banca posterior dos personas viajarán más cómodos. EL INFORMADOR/M. Castillo

Ficha técnica

Motor

L4; 2.0 litros; Turbo; Potencia: 300 HP @ 5,300-6,500 rpm. Torque: 295 libras-pie @ 2,000-5,200 rpm.

Tracción

Delantera.

Transmisión

Automática de siete velocidades (7+R).

Frenos

De discos ventilados en las cuatro ruedas, con ABS y EBD.

Suspensión

  • Delantera: Independiente tipo McPherson, con barra estabilizadora.
  • Trasera: Independiente tipo Multilink.

Dirección

Con asistencia eléctrica.

Dimensiones (mm)

  • Largo: 4 mil 398
  • Ancho: mil 799
  • Alto: mil 442
  • Distancia entre ejes: 2,683.

Capacidad

  • Peso: 1 mil 490 kilogramos.
  • Tanque: 50 litros.
  • Caja: 380 litros.

Precio

744 mil 900 pesos (precio variable; versión High con pintura mate).

Temas

Lee También