Lunes, 15 de Abril 2024
Estilo |

Avenger Turbo: El Jeep que podríamos comprar


Algunos pensarán que un Jeep sin 4X4 no es auténtico; otros, sólo lo disfrutarán

Por: Sergio Oliveira

El Avenger es un auto de conducción agradable, suspensión cómoda y dirección precisa. CORTESÍA

El Avenger es un auto de conducción agradable, suspensión cómoda y dirección precisa. CORTESÍA

El nombre recuerda un poco grato sedán de Dodge. La marca, hace pensar en vehículos capaces fuera del asfalto. La realidad muestra que el Avenger es el más urbano de los Jeep y esto, vamos, no está nada mal.

Tan no está mal, que el año pasado el Avenger fue elegido Auto del Año en Europa. Su diseño es agradable a la vista, en nuestra opinión. Además, logra parecer mayor de lo que es, porque en realidad, con sus 4.08 metros de largo, es 14 centímetros menor que un Renegade, lo que ya implica que el espacio trasero sea para niños y que en la cajuela no quepan más que una maleta mediana y otra chica, con sus 380 litros. Es un auto para una pareja con hijos chicos o sin hijos.

Hay versiones de gasolina -como la que manejamos- híbrida y eléctrica. El de gasolina es de tres cilindros, turbo, con 1.2 litros que eroga 100 HP. Se trata del Puretech que México conoce bien de los Peugeot, con buen desempeño y consumo pero mala fiabilidad, principalmente debido a la banda de distribución, bañada en aceite, que tuvo un llamado a revisión el año pasado y que Stellantis cambiará a cadena a partir de abril próximo.

El vehículo cuenta con una buena pantalla, con CarPlay y Android. CORTESÍA

Manejo y consumo

El Avenger de gasolina sólo está disponible con caja manual de seis velocidades. Es una caja precisa, con clutch suave. Tras llenar su tanque de combustible con 44 litros, la computadora marcará una autonomía superior a 700 kilómetros. En ciudad, su consumo fue de 15.5 kilómetros por litro, mientras que el consumo mixto (65% de ciudad) fue de 16.2 km/litro. No está nada mal, pero para lograrlo hay que respetar los límites de velocidad, algo que, pese a las pesadas multas, a los españoles no les gusta mucho hacerlo.

Hay buena pantalla, con CarPlay y Android; control de crucero, siete bolsas de aire, frenado automático de emergencia, asistencia contra cambio involuntario de carril y cámara de 360 grados. 

Tiene dos puertos USB (C y A) adelante y uno atrás, además de cargador inalámbrico de celular. Muy buen equipo para un auto que cuesta lo equivalente a 400 mil pesos en la versión básica y 440 mil en la equipada que condujimos. Este es un Jeep que aumentaría mucho la cantidad de clientes de la marca en México, sin dudas.

Hecho en Polonia, el Avenger es un auto de conducción agradable, suspensión cómoda, dirección precisa y frenos de buen tacto. No es refinado. Los acabados son de plástico rígido en toda la cabina y visualmente le salva una franja horizontal en el tablero, pintada de amarillo, además de luces nocturnas de color cambiante en puertas y tablero. Pero a 100 km/h ya se escucha demasiado ruido de viento en la cabina, mostrando que el aislamiento acústico es de un auto, bueno, de 22 mil euros.

Imaginando que pudiera llegar a México por los mismos precios que se vende en España, el Jeep Avenger nos parece muy buena opción ante rivales como el Suzuki Fronx, por ejemplo. El único detalle del que no estamos seguros es si el consumidor mexicano aceptaría la falta de una caja automática.

Sergio Oliveira/Madrid

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones