Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 16 de Octubre 2018

"Rush hour", la vida atrapada en el tráfico

Luciana Kaplan presenta un documental que reflexiona sobre el “fuerte costo emocional” que implica desplazarse durante horas entre el hogar y el trabajo

Por: El Informador

Imagen publicitaria del documental “Rush Hour”. ESPECIAL

Imagen publicitaria del documental “Rush Hour”. ESPECIAL

Para Luciana Kaplan la saturación vehicular no solo se trata de un problema urbano, la calidad de vida que se desgasta paulatinamente en ésta es una de las complicaciones que la cineasta retrata en “Rush Hour”, su más reciente documental en el que refleja los estragos que millones de personas padecen diariamente al quedar varados en el tráfico citadino.

El documental que llega este fin de semana a las salas mexicanas tras un exitoso circuito de festivales internacionales, es la síntesis de uno de los grandes problemas modernos que cada día incrementa y causa afectaciones emocionales, económicas, físicas, laborales y personales.

Luciana decidió internarse en el tráfico vehicular de la Ciudad de México, Los Ángeles y Estambul para adentrarse en la vida de tres familias que desde diferentes situaciones padecen el congestionamiento vial para trasladarse a sus hogares, trabajos y actividades de esparcimiento, en el que diariamente se destinan al menos seis horas en el tráfico sin importar si se va en transporte público o automóvil propio.

“Esto narra la odisea diaria de ir a trabajar en tres ciudades del mundo. Está enfocada en el costo emocional que implica estar tantas horas en el transporte y todo lo que estamos dejando a un lado, sacrificios familiares, personajes, de salud. En la Ciudad de México es una de las preocupaciones que he tenido siempre, la cantidad de horas que destinamos solamente en traslados, como si fueran un trámite para pasar de un lugar a otro”, comenta en entrevista con esta casa editorial.

Luciana señala que a lo largo del documental se abordan otras implicaciones ligadas a este problema global y del que muy pocas soluciones hay para poner en práctica y no solo erradicar la fatiga emocional y física que millones de conductores padecen, pues los peatones y usuarios de otros transportes no motorizados también resultan afectados.

“Todos de alguna manera padecemos este conflicto, la vida comienza a volverse muy complicada, parece imposible alcanzar un óptimo estado de bienestar cuando hay tantas horas perdidas en una sola actividad, es un reto muy enorme para todos como habitantes de una ciudad”.

La cineasta destaca que la inspiración principal para este proyecto, además de que ella también lo padece, es la historia de vida de una mujer que hace años cuidaba de su hija y dedicaba tres horas de traslado de Milpa Alta a la colonia Condesa y viceversa.

“Cada día que ella llegaba me platicaba todo lo que pasaba en esas horas de traslado, que si la habían asaltado, que si se había quedado atorada en el metro, que si no pasaba el camión o había inundaciones, siempre había alguna historia fuerte en cada traslado, me sorprendía el saber que pasaba más tiempo en el transporte que en su trabajo”.

Entrelazando las historias y situaciones en la Ciudad de México, Turquía y Los Ángeles, Luciana Kaplan aborda paralelamente otros problemas que, incluso en el rodaje del documental, también experimentaron a causa del tráfico vehicular.

“Es un retrato de la vida moderna, de sus complicaciones y aspiraciones en esta realidad. Para llegar a filmar el tráfico uno tiene que estar envuelto en el tráfico, pensábamos en cómo hacerlo sin terminar atrapados ahí, además de la inseguridad como en Ecatepec, de estar rodando junto a una patrulla para tener seguridad, en Estambul la cuestión terrorista, cada ciudad tiene sus complicaciones paralelas por el tráfico”, agrega.

A través de 80 minutos, el documental refleja la gravedad de perder el tiempo, además, el público podrá identificarse de manera emocional  con los personajes, así como con sus conflictos laborales y personales: “Dentro del documental también planteamos la posibilidad de que la gente pueda imaginarse una vida diferente, el beneficio que habría de que su escuela y trabajo les quedara cerca, evitando así el desgaste emocional que viven actualmente”, finaliza.

Temas

Lee También

Comentarios