Martes, 19 de Enero 2021

LO ÚLTIMO DE Entretenimiento

Filman el desafío de vivir tras la jubilación

Humberto Busto es el antagonista en “Martínez”, ópera prima de la cineasta mexicana Lorena Padilla; comparte créditos con Francisco Reyes, protagonista de “Una mujer Fantástica”

Por: El Informador

Protagonistas. (A la izquierda y recargado en la columna) Humberto Busto y sentado de camisa blanca, Francisco Reyes. CORTESÍA

Protagonistas. (A la izquierda y recargado en la columna) Humberto Busto y sentado de camisa blanca, Francisco Reyes. CORTESÍA

La cinta mexicana “Martínez” se terminará de rodar esta próxima semana en Jalisco. Con dirección de Lorena Padilla y las actuaciones de Francisco Reyes y Humberto Bustos, la película cuenta la historia de “Martínez” (interpretado por el chileno Francisco Reyes), un trabajador al borde del retiro que recibe en su oficina al joven destinado a remplazarlo (Bustos).

“‘Martínez’ es un burócrata solitario y malhumorado que se resiste a la jubilación, y que lleva más de cuatro décadas viviendo en México. De pronto, se ve obligado a retirarse de su trabajo, y mientras se acostumbra a su nueva vida, una de sus vecinas muere repentinamente… Al revisar el diario del fallecido, indirectamente comienza a vivir a través de las experiencias pasadas de su vecina, encontrándole un nuevo sentido a su vida…”, comentó en entrevista Lorena Padilla.

Padilla compartió que esta historia tiene cerca de diez años gestándose: tras escribir el guion fue a Berlinale Talents, en Berlín, y Cine Qua Non Lab; estuvo en algunos talleres y espacios de trabajo para perfeccionar la preproducción.

Para llevar adelante el proyecto consiguió fondos de Imcine (escritura de guion y desarrollo de carpeta), y de Foprocine, para la filmación. Una de las razones por las que demoró la filmación fue porque “No encontraba un actor que me pudiera dar a ‘Martínez’, hasta que encontré a Francisco”.

Por su parte el actor chileno recordó que Lorena lo buscó después de ver su trabajo en “Una mujer fantástica” (2017), y lo invitó a protagonizar “Martínez”: “Me presentó el proyecto, me entregó el guion y me pareció una historia muy sensible, muy particular, una linda historia a desarrollar como actor. Acepté el desafío, la aventura de hacer una película en México”.

Su rol es un personaje misántropo, en “Una realidad enclaustrada, una forma de vida misántropa, alejado del resto del mundo, del resto de la gente. La historia de ‘Martínez’ es una historia muy bonita al partir de allí”, explicó Francisco.

El personaje ve la ciudad a partir de los objetos de su vecina fallecida, pues antes de ese suceso habita, según agregó Reyes: “Un espacio de limbo o de obscuridad, poco a poco él comienza a vivir la vida prestada, a abrir los ojos. Es una metáfora, una lectura: si uno siempre se abre a la vida también se abre a la muerte”.

Y mientras ocurre esta transformación, “Martínez” se topa con el personaje que interpreta Humberto Bustos, quien entra a trabajar en la misma oficina pública para remplazarlo por su jubilación: “Es un hombre de cuarenta, que no ha logrado aceptar lo que realmente quiere en la vida. A partir de querer cumplir con las obligaciones de un adulto, de sentar cabeza, de hacer algo provechoso en su vida”, compartió Humberto en entrevista.  

El histrión abundó en el aspecto visual que tendrá la cinta: “La decisión estilística que tomó Lorena, que me encanta, es que la mayor parte de la secuencias son en un solo tiro. No es una película sobreeditada para generar la acción. Es un reto actoral, requiere un entendimiento más claro de la ficción, y una complicidad muy grande con los actores. Ha sido parte del trabajo más disfrutable”.

El retrato de una ciudad

Una meta de la cinta es retratar “El individualismo extremo en las grandes ciudades, las personas que vemos de lejos, que tal vez juzgamos sin saber qué les sucede. El planteamiento visual viene desde allí. Hay muchos direcciones que me gustan”, comentó Lorena, quien citó a Aki Kaurismäki de Finlandia o a la británica Joanna Hogg como cineastas afines a su visión. Visualmente, adelantó la directora, hay un alejamiento del rostro de los actores, dando más espacio a sus movimientos. Esta decisión, agregó: “Depende mucho del trabajo con el fotógrafo, estoy trabajando con Gerardo Guerra, que hizo ‘Dos estaciones’” (otra cinta recientemente filmada en Jalisco).

Para Lorena Padilla contar una historia sobre la soledad citadina fue una inquietud luego de vivir en diferentes metrópolis: “Soy tapatía, luego me empecé a mover en diferentes sitios, en 10 ciudades en cinco países diferentes, de un lado a otro. Me parecía fascinante cómo en una gran ciudad las personas se parecen mucho. Todo mundo va de un lado a otro rápido, sin verse unos a los otros. Nos hemos alienado mucho. Por eso mi ciudad es un poco anónima, puede ser cualquier ciudad de Latinoamérica. Creo que la película es una reflexión sobre eso, del contacto con el otro”.  

La película se planeó rodar en mayo de 2020, pero por la pandemia cambiaron la fecha del 14 de diciembre al 13 de enero próximo. Para el actor Humberto Bustos “Hay momentos muy álgidos, todos apostamos por la salud, uno nunca sabe en qué momento puede haber una infección que se puede propagar”.

Sin embargo, estas restricciones también “han provocado que trabajemos con el mínimo de gente, algo que nos permite concentramos mucho: no hay posibilidad para la distracción porque somos pocos en el set”, finalizó Lorena.

JL

Temas

Lee También