Domingo, 07 de Agosto 2022

El dolor secreto de Julia Roberts

La actriz vuelve a la pantalla con la cinta “Regresa a mí”, un drama sobre las adicciones de los hijos y cómo afecta a las madres

Por: El Informador

Ambos actores representan un doloroso drama familiar. CORTESÍA

Ambos actores representan un doloroso drama familiar. CORTESÍA

Encontrar una historia que conecte con el público es uno de los motores que mueve la brújula de todo histrión. Una trama que se anide en el corazón de los espectadores y ¿por qué no? despertar una profunda reflexión en la audiencia. Y Julia Roberts cree haberla encontrado en “Regresa a mí”.

El largometraje nos sumerge en el drama que enfrenta “Holly” (Julia Roberts), una madre que lucha por proteger a su hijo adolescente del mundo de las adicciones. Su personaje debe mantener la ecuanimidad, a pesar de sufrir en secreto en su interior.

“Creo que para la sociedad en general, no solo para los padres, la adicción a las drogas está tan generalizada en la cultura estadounidense y ha sido una epidemia durante tanto tiempo que para mí es genial formar parte de algo que la vuelve a introducir en la charla diaria, y en nuestras mentes, de una manera diferente a la información estadística sosa que lees en el periódico”, anota la actriz.

La cinta es dirigida por Peter Hedges, con su hijo Lucas Edges como “Ben Burns”, el joven con problemas de drogadicción, pone sobre la mesa un tema socialmente conocido, pero casi siempre incómodo, como lo son las adicciones a los estupefacientes. “Bien podrían ser tus vecinos o una niña o un niño con el que vas a la escuela. Lo trae de vuelta a la conciencia de una manera conmovedora, que reconoces como opuesta a la información insípida de una página”, anota Roberts en entrevista.

-Tu personaje es el de una madre muy amorosa, pero también muy valiente. No está dispuesta a renunciar a su hijo. ¿De qué modo te identificas con ella?

-Creo que lo que me atrajo fue la idea de una historia que involucraba a toda la familia y que usaba a cada miembro como un verdadero catalizador para comprender los problemas más importantes que teníamos. Todos teníamos un gran propósito de servir y muchas veces cuando hay tanta gente en una historia hay dos personas que son críticas y todas las demás son de adorno.

-¿Cómo te preparaste para un personaje tan demandante? ¿Te reuniste con madres que pasaron por lo mismo?

-No quería reunirme con ninguna mamá. No era el modo en que quería hacerlo. Hoy en día, debido a que esta problemática se ha prolongado durante tanto tiempo, hay muchísimo material a nuestro alcance. Lamentablemente, no hubo escasez de material para investigar antes de filmar. Así que estaba muy bien preparada y, como no tenía experiencia en el tema, leí mucho material sumamente intenso y singular.

-Es bastante inusual para ti tener dos proyectos en el mismo año: “Regresa a mí” y la serie de televisión “Homecoming”...

-Sí, es inusual (risas). Creo que se debió a la buena actitud y amor de mi esposo y de nuestros hijos porque en realidad nos afectó a todos. Estaba trabajando mucho. Estaba lejos, y luego, afortunadamente, tuve un descanso en Navidad, así que volvimos a estar todos juntos, y después volví a irme en enero y regresé a casa por un período de tiempo muy corto antes de comenzar a rodar “Homecoming” que, por suerte, se filmó en Los Ángeles, así que volvimos un poco a la normalidad, pero no tanto. Terminaron la escuela, y yo terminé mi trabajo en “Homecoming” y tuvimos el mejor verano como familia; estuvimos todos juntos todo el tiempo, en familia, y felices como las perdices.

-Tu personaje en la película hace un esfuerzo enorme para ayudar a su hijo, pero ¿crees que al final los niños crecen y toman sus propias decisiones y que a veces toman malas decisiones?

-Estoy segura de que como padre de un niño adicto te cuestionas a ti mismo, pero espero que haya suficientes recursos de apoyo para que uno pueda darse cuenta de que no se trata de cuestionarse qué habría pasado si lo hubieras criado de manera diferente. No estamos lidiando con una simple cuestión.

¿De qué se trata?

“Ben Burns” es un chico de 19 años cuyo problema con las adicciones le llevan a regresar a casa en víspera de Navidad. La madre de “Ben”, “Holly Burns” (Julia Roberts), da la bienvenida a su hijo tras su esperado regreso, pero rápidamente se da cuenta de que algo le ocurre y está sufriendo.

Durante unas 24 horas que pueden cambiar sus vidas para siempre y en las que todo tipo de verdades saldrán a la luz, “Holly” tendrá que hacer todo lo posible para evitar que su hijo y toda su familia se derrumben, enfrentándose así a uno de los momentos más difíciles de su vida.

Temas

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones