Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 18 de Junio 2019

Disfrutan de los límites del cine y la música

La agrupación Kronos Quartet combina su ritmo en vivo con el documental “A Thousand Thoughts”, bajo la narración del cineasta Sam Green

Por: El Informador

En el Conjunto Santander de Artes Escénicas presentarán su performance en vivo combinado con una proyección. CORTESÍA

En el Conjunto Santander de Artes Escénicas presentarán su performance en vivo combinado con una proyección. CORTESÍA

Kronos Quartet es uno de los cuartetos más afamados del mundo y alista su regreso a Guadalajara con “A Thousand Thoughts”, un peculiar proyecto que trabajaron con el cineasta Sam Green. Se trata de una obra cinematográfica en vivo; el espectáculo incluye la música de Kronos Quartet, al mismo tiempo que se proyecta un documental narrado por Sam Green.

El director platicó vía telefónica con este medio sobre cómo empezó la colaboración con el cuarteto compuesto por David Harrington, John Sherba, Hank Dutt y Jeffrey Zeigler: “Su mánager me contacto, de la nada: no la conocía y me preguntó si estaría interesado en hacer un corto para un concierto que tendrían, el de 40 aniversario. Me dijo que tenían un gran archivo. Me interesó, escuché sus discos y me cautivó, por muchas razones. Hice el video. Me comentaron que si quería hacer algo más extenso estaría bien. Le dije que no, no suelo hacer documentales de músicos”.

LEER TAMBIÉN: Danza por buenas causas

Poco después a Sam se le ocurrió cruzar la invitación con el formato que ha estado explorando, el del cine en vivo: “Llevaba ya varios años haciendo piezas de cine en vivo: pensé que podríamos hacer una pieza así. Muchos documentales son sobre la historia del grupo, no de la música. Quise hacer algo centrado en la música, en Kronos Quartet es lo más interesante. Les propuse hacer algo, no sabía si sería un concierto, una película o una conferencia, pero podría ser las tres cosas. Así nació la colaboración”.

A Green le interesó la posibilidad de contar la historia musical del grupo con el grupo tocando en vivo: “Este proyecto me interesó porque es muy ‘meta’: es un retrato de Kronos Quartet, y al mismo tiempo están ahí tocando. Me gusta que haya cosas interesantes que surgen de ahí: es un reto también. Lo complicado es que están ahí: me pareció importante no hacer una pieza que fuera un tributo, sería aburrido. Quise hacer algo positivo sobre ellos, pero también con cierta distancia entre el director y ellos. No es un tributo, es un retrato, es lo interesante”.

Estreno en Sundance

La premier fue en Sundance el año pasado, una función de la que no sabían qué esperar: “No teníamos idea de cómo funcionaría, la única forma de saberlo era en vivo, con público en vivo. En la premier no sabíamos si sería muy largo, confuso o aburrido. A la gente le gustó mucho, fue una reacción muy fuerte: nunca había visto una reacción así con mis obras. Supongo que les gustó, pensé: tal vez es por la premier, por estar en Sundance. Luego hicimos una función en Ohio, y fue lo mismo. Ya van más de 20 funciones alrededor del mundo y la reacción es muy fuerte. Creo que a la gente le conmueve que estén ahí, viendo parte de su historia, la carrera y la música: y a fin de cuentas están ahí en frente”.

Pero, ¿se trata de un documental que cruza la frontera con música en vivo, o un espectáculo con visuales muy elaborados?: “¿Para qué necesitamos etiquetarlo? Es una pieza de arte. Pero sí necesitan ciertas etiquetas, que son arbitrarias. Yo lo llamo una película, porque soy cineasta y quiero que se aprecie en ese contexto. Podríamos llamarlo un performance, un concierto con visuales. Es muchas cosas. Los mundos del cine y el de la música son muy diferentes, tienen sus propios problemas, sus temas: si lo llamamos concierto se invita a cierto tipo de conversación, si lo llamamos cine a otra”.

La selección musical

Otro tema difícil fue la elección de la música, pues el repertorio de Kronos Quartet es muy extenso: “Han comisionado más de mil piezas, ¿cómo reducirlas a doce? Han trabajado con cientos de compositores, ¿cómo elegir cinco para enfocarnos? El problema con la producción es ese, siempre habrá quien diga que por qué no se incluyó tal o cual persona o pieza. Es un retrato limitado, incompleto: no dura doce horas. Lo que quise hacer fue algo representativo de toda su obra. Es difícil: hay cosas clásicas y de vanguardia, muchos compositores de todo el mundo”.

La trayectoria de Sam Green

Sam Green se dedica al cine desde los años noventa, luego de estudiar periodismo: “Quería ser reportero, luego tomé una clase de documentales. Al principio quise hacer cintas de arte, sobre temas que me interesaban. Hice un documental corto sobre circo, tuve algo de éxito, luego hice uno sobre ‘The Weather Underground’, un grupo político: le fue bien, lo nominaron a los Oscar. Seguí haciendo documentales. Años después estaba trabajando en un proyecto sobre la ‘Utopía’ (‘Utopia in Four Movements’, 2010) cuando me topé con este formato, el cine en vivo. Quise hacer ese proyecto así, no sabía si alguien ya lo había hecho antes: pensé que lo mostraría una o dos veces. Los estrené y luego tuve la oportunidad de mostrarlo alrededor del mundo. Fue maravilloso, es muy poderoso con las herramientas que tenemos. Quise seguir haciéndolo, son ya cuatro películas en ese formato”.

Asiste

Performance “A Thousand Thoughts”; el 13 de junio a las 20:30 horas. Sala Plácido Domingo del Conjunto Santander de Artes Escénicas (Av. Periférico Norte 1695). Boletos de $300 a $600 pesos.

LEER TAMBIÉN: Azul Violeta apaga su luz

Temas

Lee También

Comentarios