Jueves, 02 de Julio 2020

Venta de autos en México cae 59%, su peor baja para un mayo en 25 años

Comparado con abril pasado, la comercialización subió 20.4% por la colocación de flotillas y los sitios online 

Por: El Informador

En los primeros 5 meses de 2020 se compraron 30% menos unidades frente a 2019. AP/M. Meissner

En los primeros 5 meses de 2020 se compraron 30% menos unidades frente a 2019. AP/M. Meissner

En mayo de 2020, se vendieron en México 42 mil 28 autos nuevos, lo que significó una caída de 59 por ciento, frente al mismo mes del 2019, informó el INEGI. Dicho resultado es la mayor reducción que presenta la industria para un quinto mes en 25 años, cuando en mayo de 1995 la comercialización se desplomó 75.1 por ciento. 

Sin embargo, frente al mes previo de abril, en mayo se compraron 20.4 por ciento más unidades, por la colocación de flotillas, la venta online y entre empleados. 

Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), destacó que, para colocar vehículos, las automotrices mejoraron su capacidad de ventas online, al usar las tecnologías de la información por parte de los distribuidores que encontrar una mayor confianza de los consumidores. 

“Esta circunstancia explica en buena medida que la venta en mayo haya sido mejor que en abril y con una caída relativa menor que la del mes anterior. En abril pasado se colocaron 34 mil 903 unidades con una variación del 64.5 por ciento en comparación con el mismo mes del año anterior”, comentó. 

Agregó que, en el orden de variables positivas también contribuyó la venta de flotillas, incluida la comercialización interna entre personal de las propias automotrices. 

“El comercio digital tomó mayor relevancia y se convirtió en una dinámica habitual para el público. Nosotros presentamos estos días nuestra plataforma” expresó en conferencia reciente Igor Dumas, director general de Peugeot México. 

Sobre la baja de 59 por ciento en la venta de autos en mayo, dijo que ésta se debió a la campaña de “Sana Distancia” implementada por el gobierno federal para enfrentar el coronavirus, donde se decidió que todas las empresas que no fueran esenciales –incluidas las agencias automotrices– suspendieran labores desde el 31 de marzo hasta el 30 de mayo. 

“El aislamiento social por el COVID-19 modificó rápidamente los hábitos de consumo de la población y la capacidad de gestión de los distribuidores, adaptándose al entorno y utilizando de mejor forma estos canales”, afirmó Rosales. 

Grupo Volkswagen, que ocupa el tercer lugar en participación en unidades comercializadas en México, reportó el peor dato, con una reducción de 71.8 por ciento en ventas, seguido de la caída de 64.4 por ciento de KIA y la de 64 por ciento de General Motors, la segunda firma que más vehículos coloca en México.

Adicionalmente, la líder en ventas en México, Nissan reportó una baja en su comercialización de mayo de 55.9 por ciento, pero todavía sostiene una participación de 20.5 por ciento en autos colocados en el país. 

En cifras acumuladas entre enero y mayo de 2020, se compraron en México 373 mil 608 autos, 30 por ciento inferior a lo registrado en igual lapso del año pasado, siendo la mayor reducción que presenta el sector desde 2009, cuando fue la crisis económica global. 

Rosales destacó que a pesar de que terminó la jornada de “Sana Distancia”, los distribuidores siguen cerrados por el nuevo esquema de semáforo, por lo que seguirá el impacto en la compra de autos. 

“La continuidad del cierre de los pisos de venta de las distribuidoras en la mayor parte del país, incluyendo las entidades federativas de mayor venta de vehículos (Ciudad de México, Estado de México y Nuevo León) seguirá impactando negativamente la comercialización de vehículos”, indicó. 

Distribuidores piden ser esenciales 

Los distribuidores de automotores mantienen su solicitud al gobierno federal para ser incluidos como parte de la cadena productiva de la industria automotriz y que la comercialización de vehículos sea considerada actividad esencial para poder abrir los establecimientos. 

Guillermo Rosales, director general adjunto de AMDA, comentó que para ello se encuentran preparados para aplicar protocolos sanitarios que cumplen los Lineamientos Técnicos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral y disposiciones complementarias del gobierno federal. 

“La comercialización de vehículos es una fuente relevante de captación de impuestos, generación de empleo y derrama económica que atreves de más de 3 mil establecimientos contribuye de forma importante a la economía nacional”, destacó. 

Agregó que en medio de la crisis económica derivada de la contingencia sanitaria, la situación prevaleciente entre la red de empresas distribuidoras de automotores es delicada y requiere su reactivación. 

Estos factores definen la compra de vehículos 

La reputación de la marca automotriz y el consumo de gasolina serán los factores que tomen en cuenta los usuarios para elegir vehículo, dijo Gerardo Gómez, director de la consultora J.D. Power México. 

El directivo destacó que sólo el 6 por ciento de los mexicanos considera comprar un auto nuevo en los próximos 12 meses en medio de la pandemia de coronavirus COVID-19. 

En una presentación, el especialista dijo que 32 por ciento de los consumidores considera que su situación económica familiar empeorará en los próximos 3 meses, mientras que el 27 por ciento considera que será igual. 

“En cuanto a las expectativas del consumidor automotriz durante la contingencia por el COVID-19, 15 por ciento de los encuestados esperaría mejores precios, promociones y descuentos; y 12 por ciento esperaría algún apoyo en su crédito”, afirmó el director. 

Temas

Lee También