Martes, 29 de Noviembre 2022

Por cada dólar que suba la Mezcla, México obtendría13 mil 588 millones adicionales


Hacienda estableció un precio promedio por barril del 55.1 dólares para el 2022; actualmente el precio promedio es de 80.49 dólares

Por: El Informador

Los ingresos podrían superar 1.08 billones de pesos al cierre de este año. EFE/Archivo

Los ingresos podrían superar 1.08 billones de pesos al cierre de este año. EFE/Archivo

Los ingresos petroleros podrían recaudar más de lo estimado, nuevamente, este 2022 ante los mayores niveles de precio por barril que se han presentado en las últimas semanas, que superan por mucho las estimaciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) este año.

En el Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2022, se estimó que este año la mezcla mexicana de petróleo promedie 55.1 dólares por barril y, en caso de que esta cifra sea superada, cada dólar extra representaría 13 mil 588 millones de pesos adicionales a lo proyectado.

“Un aumento en el precio del petróleo incrementa los ingresos por exportaciones de petróleo más que el incremento de los gastos por importación de hidrocarburos para Petróleos Mexicanos (Pemex)”, expone Hacienda en los Criterios Generales de Política Económica (CGPE) para este año.

Todo apunta a que la estimación del gobierno quedará superada. Desde inicio del año, la mezcla mexicana se vendió por arriba de 70 dólares por barril, mientras que a inicios de febrero alcanzó un precio de 89.10 dólares.

En este sentido, el promedio del precio de la mezcla mexicana, en lo que va del 2022, es de 80.49 dólares por barril, esto es 25.39 dólares por arriba de lo estimado por Hacienda en los CGPE 2022.

Si se continúa con este promedio en lo que resta del año, los ingresos petroleros podrían ser 344 mil 999 millones de pesos mayores a los que se proyecta para el 2022 por 1.08 billones de pesos.

Este monto superaría, por ejemplo, el gasto que se pretende destinar este año al rubro de Comunicaciones, Transporte y apoyo a la Infraestructura regional y local, por 330 mil 331 millones de pesos o bien el de Trabajo y Bienestar para todos, con un gasto aprobado de 306 mil 031 millones de pesos.

Además, sería el segundo año consecutivo en el cual los ingresos petroleros dejan más de lo que proyecta el gobierno.

El año pasado, esperaban ingresar 936mil 765 millones de pesos por este rubro; sin embargo, los altos precios del crudo registrados ante la recuperación de la economía dejaron una recaudación de 1 billón 156 mil 522 millones de pesos, es decir, 219 mil 757 millones de pesos por arriba de lo calculado.

Escenarios

Si bien hasta el momento los precios de la mezcla mexicana del petróleo rondan 80 dólares por barril, analistas expusieron que se deben seguir de cerca sus variaciones y tener en cuenta los dos escenarios que podrían verse: uno, donde se registre una drástica caída o bien, donde el precio registre aún precios más altos. Federico Rubli, vicepresidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), señaló que los precios del petróleo suelen ser muy volátiles y, por lo tanto, se genera una gran incertidumbre alrededor de éstos.

“Hoy estamos viendo precios del petróleo que están muy altos, pero siempre hay la incertidumbre de este precio, de qué tanto puede durar y siempre puede haber una caída abrupta, es lo que nos han demostrado los últimos 40, 50 años si uno ve la evolución de los precios del petróleo. No sabemos si tenemos que estar preparados para un escenario en donde abruptamente los precios quizás puedan caer a 60 ó, 55 dólares por barril”, señaló.

En tanto, James Salazar, subdirector de Análisis Económico de CIBanco, explicó que ante la tensión entre Rusia y Ucrania, no se podría descartar que los precios de la mezcla mexicana sigan aumentando aún más; no obstante, incluso con una calma en esta situación, el analista explicó que prevén que la mezcla promedie alrededor de 70 dólares por barril.

“La expectativa es que en los siguientes meses baje, pero que no sea mucho”, explicó; sin embargo, advirtió que aún pueden verse precios más altos si la situación entre los países europeos empeora.

Otra historia para el IEPS

Si bien el erario público se beneficiará por una mayor recaudación de ingresos petroleros, la situación será diferente para el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se cobra a las gasolinas, ello ante los estímulos fiscales que se otorgan para disminuir el impacto del aumento del petróleo en el precio de la gasolina a consumidores, los cuales representan una renuncia recaudatoria.

Por primera vez, desde la imposición de este esquema en el 2017, el gobierno otorgó un estímulo fiscal de 100% a la gasolina Magna ante los elevados precios del petróleo en la semana entre el 12 y 18 de febrero, el cual se repetirá para la semana del 19 al 25 de febrero. La gasolina Premium tendrá un estímulo fiscal de 82.72% y el diésel de 88.46 por ciento.

“Dado los niveles en los que está el precio del petróleo, con un margen tan alto respecto a la expectativa de Hacienda, es factible que se sigan estableciendo estos estímulos fiscales y sean compensados con los ingresos petroleros”, comentó James Salazar.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones