Miércoles, 12 de Agosto 2020

Ordenan otra inspección a aviones Boeing MAX por nuevo defecto

Las turbinas presentan un error de fabricación en los revestimientos, lo que podría provocar pérdida de potencia durante un vuelo

Por: AP

Todos los aviones MAX han permanecido en tierra desde marzo de 2019, y no está claro si el nuevo defecto retrasará aún más su retorno a los cielos. AFP/ARCHIVO

Todos los aviones MAX han permanecido en tierra desde marzo de 2019, y no está claro si el nuevo defecto retrasará aún más su retorno a los cielos. AFP/ARCHIVO

Los funcionarios de seguridad de Estados Unidos exigirán que todos los aviones Boeing 737 MAX sean inspeccionados por un defecto de fabricación en los revestimientos de sus turbinas que, según dijeron, podría provocar pérdida de potencia durante un vuelo.

Se trata de un problema adicional al del sistema de control de vuelo que hizo que esos aviones cayeran en picada en Indonesia y Etiopía, matando a un total de 346 personas.

Según un aviso publicado el miércoles por la Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés) serán requeridas las nuevas inspecciones, así como las reparaciones que sean necesarias, antes de que los aviones MAX, actualmente en tierra, puedan volar nuevamente.

El anuncio representó otro golpe a la reputación de seguridad de Boeing.

Un portavoz de la empresa aeronáutica, con sede en Chicago, dijo que la compañía recomendó las inspecciones en diciembre y que ha estado trabajando con sus clientes para asegurarse de que los revestimientos de las turbinas estén debidamente protegidos.

Todos los aviones MAX han permanecido en tierra desde marzo de 2019, y no está claro si el nuevo defecto retrasará aún más los planes de Boeing de devolver este año los aviones a sus vuelos. La compañía necesita autorización de la FAA antes de que los aviones puedan volar nuevamente.

Al ordenar las inspecciones, la FAA está poniendo fin a una orden propuesta en febrero. En ese momento, la FAA dijo que los revestimientos podrían ser vulnerables a los rayos. La FAA estuvo de acuerdo con la solicitud de Boeing de eliminar los relámpagos como una amenaza, pero dijo que los campos electromagnéticos fuertes podrían causar pérdida de potencia o lecturas defectuosas en la cabina debido a un blindaje inadecuado alrededor del cableado.

La FAA calculó que el trabajo de revisión podría tomar entre cinco y 12 horas por avión. Dijo que Boeing cubrirá todos los costos porque los aviones aún están en garantía.

La orden de la FAA afecta a 128 aviones MAX registrados en las aerolíneas estadounidenses American, Southwest y United.

JM

Temas

Lee También