Sábado, 06 de Junio 2020

La UdeG advierte decrecimiento económico durante un año

La baja del precio del petróleo, combinada con el freno de la economía, pone en riesgo los ingresos del Gobierno Federal

Por: Rodrigo Rivas Uribe

Las actividades más afectadas por la pandemia son: salud, generación y distribución de alimentos, turismo, comercio al por menor, entretenimiento y aerolíneas. EL INFORMADOR / F. Atilano

Las actividades más afectadas por la pandemia son: salud, generación y distribución de alimentos, turismo, comercio al por menor, entretenimiento y aerolíneas. EL INFORMADOR / F. Atilano

Los efectos de la pandemia mundial por el COVID-19 en el ámbito estatal y nacional podrían generar al menos dos semestres de decrecimiento económico y la pérdida de empleos. Antonio Sánchez Bernal, titular de la División de Economía y Sociedad del Centro Universitario de Ciencias Económico-Administrativas de la Universidad de Guadalajara, informó que los primeros datos del año 2020 ya mostraban un crecimiento negativo del Producto Interno Bruto (PIB), lo que anticipa que es altamente probable que, al detenerse la economía durante más de un mes, se presentarán al menos dos semestres de decrecimiento y recesión económica.

El investigador refirió que, ante la inminente recesión económica, las actividades más afectadas son: salud, generación y distribución de alimentos, turismo, comercio al por menor, entretenimiento y aerolíneas, de lo que se deriva caída en los índices de empleo. Estas actividades tienen relevancia para la economía de Jalisco y, se ha identificado, son las más vulnerables ante situaciones como las que se viven en la actualidad.

La baja del precio del petróleo, combinada con el freno de la economía, pone en riesgo los ingresos del Gobierno Federal. Si son insuficientes las transferencias federales condicionadas serán las primeras en sufrir reducciones, pero en un escenario de recesión profunda estarían en juego las transferencias no condicionadas (Ramo 28). Las finanzas públicas estatales y municipales resultarían afectadas al reducirse las transferencias, pero, además, se avizora una caída en sus ingresos propios, acompañada con presiones a incrementar el gasto”, proyectó.

Carlos Barba Solano, investigador del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, añadió que también prevén caída en la demanda del sector manufacturero y de la oferta por falta de insumos. Subrayó que conforme escale la falta de actividad económica empezarán los despidos y caerán los ingresos de los trabajadores formales y de los trabajadores por cuenta propia.

Para analizar la crisis por la contingencia sanitaria por el COVID-19, académicos e investigadores de la Universidad de Guadalajara (UdeG) integraron el observatorio Jalisco a Futuro que da seguimiento a las implicaciones de la emergencia en los rubros de salud pública, economía, sociedad, política, demografía, educación y seguridad nacional.

NR

Coronavirus

Temas

Lee También