Jueves, 28 de Mayo 2020

Cuestionan organismos empresariales medidas de apoyo para pymes

La Coparmex propone un “Acuerdo solidario entre trabajadores, gobierno y patrones”, para que en las empresas que no puedan reiniciar actividades, se establezca un salario solidario

Por: Jorge Velazco

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) señala que la respuesta del Gobierno federal es incompleta ante la gran dimensión de la crisis que enfrentan los mexicanos. EL INFORMADOR / E. Barrera

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) señala que la respuesta del Gobierno federal es incompleta ante la gran dimensión de la crisis que enfrentan los mexicanos. EL INFORMADOR / E. Barrera

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) descartó que haya acciones o medidas relevantes que rescatar dentro del plan de reactivación económica presentado este domingo 5 de abril, por el presidente Andrés Manuel López Obrador, en el marco de su tercer informe trimestral, para enfrentar la pandemia del COVID-19.

En una carta publicada hoy señalaron que el titular del Poder Ejecutivo Federal hizo caso omiso del paquete de propuestas que el Sector Empresarial le entregó desde hace cerca de un mes, para implementar una serie de medidas contundentes e inmediatas, que fortalezcan la economía nacional con mayores condiciones de confianza y certidumbre, reactivando así la inversión e impulsando la actividad económica.

“Dichas medidas ayudarían a contener los graves efectos económicos de la pandemia que enfrentamos, y contribuirían a conservar con urgencia el empleo, así como a dotar de liquidez a personas y empresas, para crear las condiciones de recuperación del crecimiento económico que tendrá que llegar después de la crisis”, dice el documento.

Dado que la reactivación tardará mucho más de treinta días, agrega, en la Coparmex propusieron un “Acuerdo solidario entre trabajadores, gobierno y patrones”, para que en las empresas que no puedan reiniciar actividades, se establezca un salario solidario, que puede ser igual o menor al salario habitual de cada empleado, con una contribución para solventarlo de los tres actores involucrados.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) también publica una carta donde reconoce los avances en los programas sociales del Gobierno de México y dio la bienvenida a algunas de las medidas, como su compromiso a aumentar la inversión pública para generar empleos, la ampliación del programa de créditos de la banca de desarrollo y de las instituciones de vivienda, y su instrucción al SAT para apresurar las devoluciones pendientes de IVA a las empresas.

Sin embargo consideró que es una respuesta incompleta ante la gran dimensión de la crisis que enfrentan los mexicanos.

No pedimos reducción de impuestos, ni privilegios, ni concesiones. Siempre hemos puesto a los trabajadores, sus familias y al país como nuestra prioridad. Nuestras propuestas aún no han sido tomadas en cuenta”, dijo.

“Nuestro objetivo es proteger el empleo, los salarios y los ingresos de las familias; sentar las bases para una recuperación inmediata; evitar que la crisis de liquidez se convierta en una crisis de solvencia; y contar con recursos para continuar los programas sociales”.

En este momento de crisis, añadió el organismo, posponer decisiones es en sí una mala decisión. "Cada día perdido se traduce en un mayor daño para las familias mexicanas. El Presidente de México cuenta con nosotros en su proyecto de vencer a la corrupción, a la pobreza extrema, a la inseguridad y a la crisis del COVID-19. Pero también salvemos juntos los empleos y los ingresos de las familias".

NR

Coronavirus

Temas

Lee También